12 de noviembre de 2009

¿Creadores, piratas, parásitos?

El Gobierno español no se atreve con la persecución de los internautas. Sinde, alias “mentiras y gordas”, amiga del filántropo Teddy Bautista, renunció a la caza de los piratas españoles, desviándose de la disciplina inglesa, francesa y sueca. “Three strikes and you´re out” es la política de Sarkozy y compañía.


Aquí, con la crisis, el Gobierno padece tal anemia que ni siquiera puede complacer a los artistas “en peligro de extinción” (Bosé dixit). Estos quieren cazar piratas pero al Gobierno no le conviene, aunque debe pagar deudas pasadas. En vez de perseguir  a los ciudadanos, el ejecutivo reformará la ley para poder cerrar los lugares de enlaces. Ir contra los internautas particulares parece una demostración de poder despótico que podría traducirse en una merma de votos. La coalición de “creadores” ha identificado al nuevo enemigo: los sitios de enlaces. A estos no los llaman “piratas” sino “parásitos”, que parece más patológico y menos humano. Y tienen un video sobre las terribles consecuencias que podrían tener estos “parásitos” para nuestra sociedad: ¡El apocalípsis cultural! ¡El fin del mundo tal como lo conocemos! ¡Quizás, incluso, alguno de esos "creadores" se quede sin piscina en su jardín!


Pues yo digo que hay que salvar a estos “parásitos” porque, al igual que los “piratas”, también son biodiversidad y hacen mucho bien a una ecología cultural cuyos precios son abusivos. Los parásitos impiden, por ejemplo, la obesidad de la cultura y redistribuyen las plusvalías que acumulan los que se ven a sí mismos como “creadores”. Esos creadores que, como la mayoría, sólo tejen sobre lo antes ya tejido.

¡Darwinismo social para todas las especies!

0 comentarios:

Publicar un comentario