18 de noviembre de 2009

De verguenza ajena...

Dos iconos de la progresía se van a parir unas cancioncillas a un hotel de lujo checo. "Con la que está cayendo", comentaba Sara, gastan 6000 euros a pachas en una semanita.

Y presumen de ello... de desayunar "ostras, caviar y escargots". Se vanaglorian de escandalizar a los camareros y demás inquilinos del hotel con sus melopeas gritonas y de ser tomados por una pareja gay... Pero dejan claro que uno se lamía las heridas tras el abandono de una novia y el otro buscaba inspiración en habitaciones separadas. El publireportaje del disco y del libro sale gratis y aderezado por las babas de un periodista al que se le percibe envidiosillo de compartir tanto "secreto de alcoba" sobre el paritorio del último disco de Sabina.

La verdad, que se tomen otra copa y otras mil.. pero en silencio. Y que aprendan de la derecha. Hay que conducir el Ferrari sin aspavientos (como Camps). Y no mostrar asomo de remordimiento, recibiendo el respaldo de amigos de verdad, como Bertín: "es todo un señor [Camps] que se viste por los pies".

0 comentarios:

Publicar un comentario