19 de noviembre de 2009

Soluciones a la orfandad simbólica de la UE... perrea, perrea

Los "autores intelectuales" de la Unión Europea están detrás de elegir un líder y un ministro de exteriores. Se esconden en remotos parajes, a puerta cerrada, sin las cámaras que festejan la seguridad de nuestros barrios. Nos han invitado a la boda de su hija, dice uno, pero nosotros somos tan poco agradecidos que ni siquiera nos hemos presentado con un regalo.
Esta mañana, Ekaizer, en RNE1, se equivocó a propósito y dijo que los "cardenales" se habían reunido en "cónclave" para elegir al nuevo Presidente de la UE. En este sentido, la UE no está a la altura de la Iglesia, debemos reconocerlo (aunque en España, ya funciona la democracia clerical). Lo de la fumata blanca ha alcanzado categoría de evento mediático, que puede retransmitirse en directo, al igual que el día de la marmota en EEUU. Pero desde Bruselas aún no se han pergeñado esos símbolos que nos mantengan a todos pegados al televisor. Lo máximo que han inventado es el Festival de Eurovisión y es un género que ya se ha convertido en parodia de sí mismo.

El presidente de la UE debería elegirse en el Festival de Eurovisión, con los votos por la tele... que cada país eligiera su chiquilicuatre para que nos hiciera pasar un rato divertido, "perrea... perrea...". Sus temas deberían versar sobre el misterio de la subidas y bajadas de los tipos de interés del Banco Central, las políticas de la PAC para hundir los precios africanos, lo malo que son los piratas somalíes y lo perversos que son los demás piratas, los domésticos que se descargan pelis y a los cuales habría que empalar al final de cada Festival, para escarnio público.

1 comentarios:

M.D. dijo...

Totalmente a favor de que el nuevo "Papa Europeo" sea elegido por la democracia del sms

Publicar un comentario