14 de noviembre de 2009

Tres hábitos


Sales a la calle, una mañana de noviembre cualquiera. Tras andar de acá para allá, me hallo pensando en que nada cambiará de este mundo capitalista hasta que la gente no abandone sus tres principales hábitos: encenderse un cigarrillo, arrancar el coche propio y beberse un zumo de tetrabrick o una cola.

Dale que dale: tabaco, automóvil y comida basura, y por lo que se ve: en pleno auge, por todas partes.
Y la ciudad sigue pagando las consecuencias, sino tómense un café a primera hora de la mañana en un bar, o paséense por la calle Serrano y sus parkings imposibles, o el Monte del Pardo y alrededores en grave peligro, tras siglos de paz, por la amenaza de construcción de otra autopista inservible.

Esta la cosa malita, nens.

A propósito, consíganse: Sólo para fumadores. Una novelilla autobiográfica de Julio Ramón Rybeiro, que leímos extasiados en voz alta en aquel bosque maravilloso. Yo creo que no se puede escribir mejor.
Gracias Víctor.
D.

www.tinapaterson.com

0 comentarios:

Publicar un comentario