25 de diciembre de 2009

El Belén y la sierva catódica

A veces la tele es tan transparente... Como ayer en Sálvame Deluxe.
Lo ví, se vio todo, todo, clarito. Tan claro que dolían los ojos. La vi (a Belén Esteban), fue una aparición. En familia, como tienen que ocurrir estas cosas: ellos en Tele5 y nosotros en Burlata.

¿Quién es la nueva Belén Esteban? La polisemia que encarna este personaje-contenedor de vaciedades es lo más reseñable de la McTV de 2009.

¡Belén es la V/virgen! (no hay forma de saltarse la publicidad, aviso y lo siento)

* La esclava del único Señor verdadero (Berlusconi, dueño de Tele5 y sus velinas, ahora de Cuatro).

* La provocación burda. La mujer pública, la princesa del pueblo encarnando a la sin pecado convencida y reina de los cielos Virgen María: una analogía tan tosca que resulta obscena; y que, en vez de crítica irreverente, constituía una forma de autodegradación. Y así se ensalzaba ayer lo supuestamente criticado: la iconografía navideña. Iconoclastia para el consenso.

* Ayer armaron el belén en Sálvame: colocándole a la susodicha (parecía colocada... otra analogía con Tertsch a desarrollar en otro momento) el papel de esclava catódica. Apareció pura, como es: atrapada en su propia autopromoción, enganchada a los minutos de pantalla que le confieren su (único) valor. Ganando dinero para seguir ganándolo sólo así, apareciendo más y en más teles. Por tanto, sin siquiera el horizonte de los esclavos clásicos: comprar su libertad.

* Ayer, frente a la tele, sentí lo mismo que cuando bajábamos a La Cañada Real, pero con otras apariciones. Vi caras desencajadas, la más transparente: la de la adicta catódica. Y en sus ojos, como en los de los yonkis, sólo había vacío. Vaciedad cuyo único propósito era servir de atractor y recipiente publicitario: subir el share y vivir de su(s) promoción(es).

Belén Esteban es un perenne mensaje publicitario en sí misma: Todo/a a la venta. Dentro de un tiempo, si no lo es ya, Saldo.

A ver si aprendo de una vez... y mira que desde pequeñito, precisamente por apreciar los venenos y sus bajones ya me sabía "No mires a los ojos de la gente. Me dan miedo. Siempre mienten"

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay una historia bastante gorda y relacionado en cierto modo con Belén, que es el caso de Jade Goody: una concursante de Gran Hermano en Reino Unido, y bastante parecida a Belén, que vendió la exclusiva de sus últimos días de vida con cáncer. Si no conoces o recuerdas esa historia, mírala porque fue bastante sonada.

Un saludo.

Publicar un comentario