16 de enero de 2010

Los desastres de la deuda: Haití y los bancos

Somos las ongs de los bancos. Y parece no importarnos. Los mismos que han provocado el hundimiento de muchos países en vías de desarrollo, son los que ahora cobran comisiones a la gente que está mandando dinero a Haití. El terremoto no es nada comparado con la psicopatía de estas corporaciones. No hay otro nombre. Un psicópata es alguien antisocial que no siente ningún tipo de empatía por el otro y tampoco tiene una sensación de remordimiento si comete un acto sancionado socialmente. Lo único que desea es que no le cojan haciéndolo.

Cuando los donantes de ayuda a Haití han denunciado que los bancos estaban cobrando comisiones por esas donaciones, las entidades se han apresurado a decir que todo había sido un error debido a la informática. Siempre está la máquina para echarle la culpa. Pobre, pobrísimos.

La deuda externa sí ha sido un terremoto global para muchos países; un terremoto a cámara lenta para que no resulte doloroso ni violento para nadie, por supuesto, no para la imagen de los bancos. Ahora, como en la crisis, el Estado y la sociedad civil pagan en la medida en que pueden “los desastres de la deuda” (Goya pudo pintar un aguafuerte grotesco del siglo XXI), además de pagar comisiones por enviar dinero.

¿Qué podemos hacer? Pongámoslos en el punto de mira, como hacen con los terroristas más buscados. Botín y demás ralea han inventado un terror mucho más suave que el que sale en los informativos, el soft-terror.

1 comentarios:

VSB dijo...

Artículo de Amy Goldman:
"Haití, seis meses después del terremoto" en http://www.nodo50.org/Haiti-seis-meses-despues-del.html

* Monsanto hace negocio en Haití tras el terremoto. En http://www.nodo50.org/Monsanto-hace-negocio-en-Haiti.html

Publicar un comentario