12 de febrero de 2010

¡Cuánto suelo y yo que viejo!

Millón y medio de viviendas vacías. El otro día, reportaje sensacionalista en Antena 3 sobre el apocalipsis de la sociedad española ante el incremento del fenómeno okupa. Propietarios y okupas se ven las caras y...


¡riiiiiing, comienza el primer asalto! El okupa coge del cuello al propietario, éste recula como un cangrejo e intenta tomar la iniciativa... el propietario pasa a la acción y asesta un tremendo golpe al okupa con las llaves originales de la finca urbana recalificada. El okupa suelta una patada en en la espinilla del propietario de la casa construida ilegalmente en plena playa . ¡Atención, porque el propietario acaba de sacar de su bolsillo la hipoteca de la casa y se la lanza al okupa... ¡auténtica lucha por el suelo en un país donde los bancos han meado en cada esquina para marcar su territorio! Un espectáculo digno de verse en Antena 3.




Mientras, en algún lugar a salvo de las cámaras de Antena 3, Florentino Pérez compra un electrodoméstico llamado Real Madrid para lavar su dinero en ACS, esa constructora que quería ampliar el canal de Panamá. Florentino ha subido la apuesta. Ahora la liga española es más aburrida, el deporte se parece más a mirar la tele desde un sillón, los pelotazos inmobiliarios han dejado miles de metros cuadrados vacíos y mucha gente sin casa.
Fútbol y vivienda, más cerca que nunca. Parafraseando a Siniestro, ¡Cuánto suelo y yo que viejo!

0 comentarios:

Publicar un comentario