3 de febrero de 2010

Zapatero en Davos

Ayer mismo estaba hablando de esto con un amigo, con Jimmy.

Veíamos a Zapatero sentado en una mesa, atado a una silla, con heridas en mandíbula y torax, producidas por golpes ejecutados con el lomo de un ejemplar de "Capitalismo y libertad" de Milton Friedman.






Enfrente de él, unos banksters le obligaban a cargarse el sistema de pensiones, a bajar los ya raquiticos sueldos de los españoles y, en fin, a pagar la crisis que ellos habían creado.

Zapatero, que creía que le habían invitado a Davos para hacer una fiesta, nunca entendió nada de lo que ocurría y terminó asintiendo a todo. Le amenazaron con echarle del euro y él dijo "Sí" a todo.

0 comentarios:

Publicar un comentario