19 de marzo de 2010

Cosas que nunca escribiré_1

ADVERTENCIA: ESTO ES FICCIÓN. ESTE EPISODIO NUNCA OCURRIÓ.

Clase de cuarto de primaria en un colegio religioso privado de una nación muy desarrollada.

PROFESOR: Tú apellido me suena... Strauss-Kahn... ¿en qué trabaja tu padre?

ALUMNO (con voz muy aguda): Mi padre... mi padre es el director del Fondo Monetario Internacional...

P: Ah, sí... sí... pero... ¿qué hace realmente tu padre?

A: Mi padre... mi padre... esto... mi padre, me da vergüenza...

P: Venga, díselo a todos tus compañeros... ¿qué hace tu padre?

A: Él... se dedica a hacer reformas estructurales en países del Tercer Mundo... en países como... Grecia.

P: ¿Grecia es un país del Tercer Mundo?

A: Mi padre dice que sí...

P: ¿En qué consisten esas reformas estructurales? Explícaselo a tus compañeros...

A: Mi padre dice que... que se trata de pedirles educadamente a los griegos que se bajen los pantalones y pongan el culo... él se ríe mucho porque dice que los griegos saben mucho de eso... sexualmente hablando...

P: ¿De qué saben?

A: ¿Por qué se mete usted con mi padre?

P: Yo no me estoy metiendo con tu padre... sólo quiero saber en qué trabaja tu padre...

A: Ya se lo he dicho... ¿es que es usted uno de esos religiosos que se cree... el Fondo Monetario Internacional... y que se cree que yo soy griego...

P: Perdona... perdona... cambiemos de tema... ¿en qué trabaja tu madre?

A: Mi madre es la directora... del Banco Mundial... ya sé lo que va a pensar... que soy producto de un matrimonio endogámico del capital financiero... y, por tanto, que debo estar tarado, como los reyes de España... no hace falta que lo diga... ya lo sé... pero cuando salga de aquí yo dominaré el mundo y usted seguirá siendo un triste pederasta inclinado a hurgar en la vida íntima de niños inocentes como yo...

P: Yo no soy triste...

2 comentarios:

acro dijo...

"y, por tanto, que debo estar tarado, como los reyes de España... "

Esto no te ha quedado fino, el resto es divertido

JLV dijo...

Siento que no haya quedado fino, pero la historia de la monarquía es la historia de la endogamia o cómo intentar no ceder ni un ápice de poder casándote con tu prima. Genéticamente es un disparate. La corona española no es ajena a estos arreglos endogámicos.

Publicar un comentario