4 de marzo de 2010

Como burdos antiglobales

De nuevo el show. No el provocado por los/as manifestantes a favor de la sanidad pública madrileña. Ni siquiera el de los/as representantes políticos que se unieron al lumpen e irrumpieron con sus gritos en el paseo triunfal de la presidenta. Esperanza Aguirre, siguiendo con su vocación artística, nos volvió a demostrar ayer su mejor interpretación.


Después de ser abucheada a su llegada a un Hospital de Getafe, sólo pudo declarar:

"me parece lamentable que los concejales que han sido elegidos para expresar su punto de vista (1) en el pleno del ayuntamiento(2) [...] se dediquen a chillar como los antiglobales (3)"

1) Los representantes políticos NO SÓLO DEBEN expresar sus puntos de vista. Su función es canalizar, responder a las demandas de la ciudadanía sin perderse en discursos yermos. Como se recoge en la definición de democracia: los ciudadanos/as ceden su representatividad a una serie de personas para que ACTÚEN y gestionen sus recursos y los de sus conciudadanos/as.

2) De igual modo, esta representatividad que "legitima" sus acciones (no sólo sus puntos de vista) debe realizarse principalmente FUERA DEL AYUNTAMIENTO. Es allí donde reside un pueblo que observa, desde la distancia, unas decisiones gubernamentales que les resultan ajenas.

3) Sobre los antiglobales, burdos, desaliñados y chillones .... creo que hay poco que decir. Ya hubo una vez, hace más de una año, que Aguirre confundió el significado de la palabra antiglobal con la de hooligan.

1 comentarios:

John Fat dijo...

Esta es la cuestión. Así la palntean. ELLA (y ELLOS) piensan:
A) La política es cosa de especialistas, técnicos privatizadores, gestores del lubro privado a cuenta del gasto público... y
B) La protesta es cosa del pueblo, de la parte más levantisca, violenta e irracional. Si tiene conexiones con sindicatos (léase, Pilar Manjón, afiliada de CC.OO.) o con partidos (léase, la izquierda o los nacionalistas periféricos) entonces es oportunismo y manipulación... y terrorismo.

Se entiende: así, sólo ellos pueden hacer política y sólo ellos convocar las manifestaciones.

MIENTRAS LES DEJEMOS, SEGUIRÁN HACIENDO Y DICIENDO.

Publicar un comentario