11 de marzo de 2010

VERGÜENZA

Sí, vamos a reconocerlo. Existe una correlación entre cuerpos decapitados y aumento de los beneficios de las empresas mediáticas. La obsesión patológica por la anormalidad de los medios de comunicación reduce el sufrimiento a artículos, reportajes repletos de anécdotas, lacrimales, sensibleros

Sí, vamos a dejarnos de gilipolleces. Llevan 6 años mareando la perdiz. Asesinando a muertos que llevan bajo tierra desde el 11-M. Haciendo literatura policiaca con el sufrimiento, sacándose de la manga una película de serie B con dos intenciones claras, transparentes: GANAR DINERO Y GANAR VOTOS

Sólo hay que ver el trato que hacen unos de las víctimas (anécdotas, falsos afectados que pueden victimizar a otras víctimas) y el que hacen otros (ceder líneas, párrafos para que los/as afectados/as hablen sin ser interpretados/as).

Señorías, periolistos... nuestras víctimas SÍ tienen nombre, DÉJENNOS EN PAZ.


0 comentarios:

Publicar un comentario