14 de abril de 2010

Gramsci ya te dijo que comprarías un coche

Documental sobre el impacto del coche en la vida actual. De nuevo, la libertad como coartada... es más, la libertad de expresión como coartada. El coche te hace libre... a ti, sí... y a ti también... y al que tiene ese sombrero de paja, a ese también le hace libre, aunque parezca bobo. No sólo te da libertad para moverte sino que en sí mismo habla por ti, un coche expresa tu libertad ¿Por qué los demás pueden ser libres y tú no? Tendrás que comprar un coche, como todo el mundo.

El reportaje lo dice muy clarito y sin acritud: en EEUU con el incipiente apogeo de la sociedad de consumo, las empresas de automóviles pactaron con 51 ciudades americanas la retirada de los tranvías, que eran un transporte público más económico y menos contaminante. No es teoría conspirativa... es desequilibrio en el poder de las instituciones.

¿Alguno de nosotros estaría dispuesto ahora a renunciar a su coche y coger el tranvía? A eso Gramsci lo llamaba hegemonía... yo puedo tener unas ideas mu bonitas y mu sostenibles... pero también tengo hábitos y mis hábitos no hacen un monje pero sí un adicto al coche... empezando por mí.

0 comentarios:

Publicar un comentario