24 de abril de 2010

¿Ilustres pacenses?

¿Qué puede entenderse por ciudadanos ilustres de una población? Lo digo porque hace poco, por casualidad, leímos la entrada que Wikipedia tiene para "Badajoz" y comprobamos con perplejidad que entre los pacenses ilustres figuraban dos verdugos de la época franquista. Los ilustres hacedores de esta entrada en Wikipedia ordenan alfabéticamente los grupos de ilustres... sin embargo, también parece una ordenación según índice de popularidad descendente. En las tres últimas posiciones figuran los políticos, los toreros y ¡los verdugos! Los primeros están contribuyendo a destruir esta débil democracia, los segundos continúan matando cuadrúpedos en público, mientras que los últimos asesinaban "legalmente" a bípedos implumes.

Cine y artes escénicas
Conquistadores y colonizadores de América
Deportes
Lengua y literatura
Música
Periodismo
Pintura
Política
Tauromaquia
Verdugos

Pinchen aquí para frotarse los ojos con parsimonia.



No nos sorprendió que dos verdugos de la época franquista hubieran nacido y residieran en Badajoz. Lo sabíamos por la película de Basilio Martín Patino, "Queridísimos verdugos". Nos dejó atónitos que estos dos verdugos fueran señalados como pacenses ilustres por gente contemporánea. Resulta surrealista y es propio de una película de Berlanga. ¿Quién puede estar orgulloso de la pena de muerte? ¿Y quién puede presumir de tener de conciudadanos a dos personas que se vieron abocadas a tener que aceptar tan terrible profesión?

Ilustres procede de Ilustración, esa época en la que la Humanidad pretendió librarse del miedo arrojando luz sobre la superstición y la ignorancia para construir un futuro más justo. Denominar ilustre a un verdugo es una paradoja. Para dar garrote vil a alguien no se necesitaba más que estar casi muerto de hambre, lo que revela dos cosas poco ilustradas: Una, que la muerte estaba institucionalizada. Dos, que existía tanta miseria y miedo en algunos sitios que la gente debía aceptar "trabajos" como este.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué sitio tan raro... ese de Badajoz! ¿Qué eran los verdugos... un producto de la tierra...? De los tres que había en toda España, dos eran de Badajoz. Ilustres no, pero relevantes sí.

verosdes dijo...

pues más raro me parece su gentilicio, la verdad... es que por acá pusieron hace poco los huesos de un líder sindical en la "rotonda de los hombres ilustres"... bueno, de los "jalicienses ilustres", para ser polìticamente correctos con la ùnica fémina del mausoléo. El símil es obvio pero lo explico: los sindicatos han sido en el siglo XX el equivalente al feudalismo, por lo que la paradoja persiste.
Y hubo cortejo con multitud acarreada y toda la cosa: un espectáculo!

NOTA: Acá = Guadalajara, Jalisco, México, América.

verosdes dijo...

por lo menos los sindicatos mexicanos, aclaro

Publicar un comentario