4 de abril de 2010

Un milagro: La Tabacalera



la tabacalera from fernando baena on Vimeo.


En días tan cargados de incienso se me aclaran las ideas sobre los milagros. El que está teniendo lugar en La Tabacalera cumple tres rasgos esenciales:
(1) Pura paradoja: un Ministerio que defiende a espada el derecho de propiedad intelectual y a sus gestores privados deja en manos okupas un proyecto autogestionado.
(2) Manifiesta la indigencia de los dioses: para hacerse presentes, para certificar su existencia, quienes nos gobiernan recurren a los parias. ¿Quién nos lo iba a decir? Tras cuatro/mil okupaciones en el barrio llaman a la puerta y nos abren la que antes cerraban a cal y canto.
(3) Muestra significados hasta ahora desconocidos: manos okupas, vean el video, son manos ocupás, mu ocupás.

Por si aún no estuviese claro:

"Nuestros espectáculos son participados: sueños que el público moldea y adapta. Son activos: sólo funcionan si el público los crea. No tienen final: construimos espacios que formulan preguntas y crean silencios que dan respuestas. Y son transparentes: sueños que se saben sueños y que, por eso mismo, tienen el poder de atraer e inspirar. Y, por último, los espectáculos que creamos no cubren ni remplazan la realidad ni la verdad, las ponen en acción y las amplían" Adaptado de Dream: Re-Imagining Progressive Politics in an Age of Fantasy. Stepehn Duncombe. Nueva York: New Press.

2 comentarios:

Edi el pescadero dijo...

El sitio parece fantástico y el proceso más aún. Esto (re)produce esperanza y genera autoconfianza. Por otra parte, la paradoja parece un síntoma de la falta de alternativas del sistema establecido. En-hora-buena!!!

Tina Paterson dijo...

Exacto, El sistema cruje desde hace tiempo. Aprovechemos a cambiar ésto ahora, o les vamos a dejar tiempo a recomponerse a estos cabrones.
No son listos ni ná.

Nos vemos en la Tabacalera.
Un abrazo.

http://latabacalera.net

Publicar un comentario