2 de abril de 2010

¿Por qué no vamos a casa de quienes hicieron las leyes?

Tras la burbuja inmobiliaria, afloraron los reos de la deuda, …

...esos que después de haber participado en el juego de las sillas, se quedaron con los pisos cuando la música dejó de sonar...

Con una tasación muy alta y sin trabajo, los reos no pudieron pagar el piso...

El banco lo sacó a subasta. Nadie los compró. El banco se quedó con él por el 50% del valor de la hipoteca.


Además, los reos tuvieron que pagar la deuda restante. Sin piso y con deuda. ¿Hay cosa más absurda en una ley? ¿Se puede defender de manera más descarada a los bancos omnipotentes frente al ciudadano?

España es uno de los pocos países de Europa que mantiene una ley así. Ni en EEUU hay algo tan injusto. Allí entregas la llave del piso y tu deuda queda saldada.

Ahora, en España, hay 350.000 familias que han tenido que devolver sus pisos. Algunas de ellas se han quedado, además, con una deuda.

Cuando pienso que hay alguien que, siendo mi representante político, elaboró una ley como esta… me dan ganas de visitar su casa... de tener una conversación con él. Le preguntaría, como víctima a su verdugo, por qué cometió ese delito disfrazado de representante del pueblo.

Le intentaría conmover poniéndolo en la situación de una de esas familias. Por desgracia, no sabemos siquiera quiénes hacen esa leyes. Sabemos que los bancos son unos hijos de puta... pero peores son los hijos de puta que emplean los bancos para defender lo que persiguen.

0 comentarios:

Publicar un comentario