21 de abril de 2010

A vueltas con la memoria

El otro día mi compañero de trabajo me dijo que estaba ya un poco cansado de oír hablar del tema de la memoria histórica y de Garzón... "¿No hay cosas más importantes que eso?". Por supuesto se refería a la crisis económica. Uff... deberíamos hablar tanto...

En Cuatro, Gabilondo entrevista a un profesor de Universidad, Ibañez Fanés. Ha escrito un libro titulado "Antígona y el duelo" en el que habla de la "memoria usurera" (el término me hace pensar en que la usura no sólo pertenece a los Bancos en este país). Antígona sirve como mito aplicable a nuestra reciente historia. Lo único que me dejó un tanto extrañado fue su conclusión de que la democracia debería tener un comportamiento generoso y debería abstenerse de juzgar ahora a ancianos de 90 años.



Sobre la Ley de Amnistía: Artículo clarificador en Público. Cita para abrir boca, pero sólo decir que es difícil prevaricar en este caso, siempre que se conozca bien la ley:

...es evidente que para poder amnistiar o indultar a cualquier responsable de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el franquismo lo primero que hay que hacer es abrir un procedimiento penal en cuyo seno, y si se determina alguna responsabilidad criminal, se podrá conceder la amnistía; es decir, quien se quiera beneficiar o a quien quieran beneficiar con dicha norma, primero habrán de someterlo a proceso; lo contrario podría incluso vulnerar el derecho a la presunción de inocencia y el honor del amnistiado. ¿Se imaginan recibir una notificación de haber sido amnistiados por un delito que no han cometido?

Leer todo el artículo aquí.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Un juez prevarica porque quiere juzgar a unos tipos "sabiendo" que están amnistiados sin que hayan sido condenados. Entonces no pueden estar amnistiados, ergo, el juez no puede prevaricar...

Publicar un comentario