23 de mayo de 2010

Curso de incomunicación política: el caso Pajín

He estado leyendo el artículo de Leire Pajín en Público. Podéis consultarlo aquí.

Ya sé que no debería perder el tiempo leyendo estas cosas pero tenía curiosidad por saber qué decía la gente de los "argumentos" de Pajín. Por eso, también he leído todos los comentarios que los lectores han hecho, hasta 30. Mi conclusión depués de confrontar todos los datos:

No nos merecemos una comunicación política tan pésima. Si la Secretaria de Organización del partido en el Gobierno pretende explicar públicamente el por qué de la derechización de sus políticas, lo mínimo que le pide el lector es un ápice de compromiso y respeto hacia el receptor de ese mensaje. NO SOMOS GILIPOLLAS. Y esto lo demuestran los comentarios que recibe el artículo. Antes, mis propios comentarios.

Para empezar, PRIMERA IDEA, Pajín nos quiere hacer creer que, como en tiempos de Franco, todo es producto de una conspiración judeo-masónica que ahora se llama conspiración contra el euro. Muy poca gente ha visto judíos-masones conspirando, pero menos son los que han visto un ataque especulativo. ¿Qué me puede ocurrir si me sorprende en la noche un ataque especulativo? En consonancia con el argumento de la amenaza externa y para darnos una prueba fehaciente de tamaña amenaza, Pajín nos asegura con su bola de cristal que esta crisis será estudiada en las Facultades de Economía del futuro.

SEGUNDA IDEA: Pajín nos invita a creer que el Gobierno del PSOE no sólo "dio la cara" ante los ciudadanos tomando las medidas contra el déficit, sino que, además, "había que actuar con decisión y hacerlo rápido". Es más, lo hicimos antes que otros Estados de Europa, siendo la vanguardia de la lucha contra la crisis. Pajín, ¿dónde has estado estos dos últimos años? Zapatero fue el último español en reconocer que había crisis. En cuanto a lo de actuar con decisión, ¿a qué decisión te refieres, a la que los mercados tomaron por vosotros?

TERCERA IDEA: El Gobierno de España es como los demás Gobiernos de Europa y ha hecho lo mismo que ellos. Es más, el PSOE ya venía advirtiendo de esto antes que nadie. Dice Pajín:

"Llevamos tiempo diciendo que el exceso y falta de límites del modelo económico de las úlitmas décadas no era sostenible. No sólo era necesario hacer ajustes, sino reformar todo el sistema"

Pajín, relájate, por favor. ¿Entiendes la diferencia entre decir algo y hacer algo?

Y sigues en el quinto párrafo diciendo que vosotros, el PSOE, ya defendíais en vuestro programa electoral de 2004 la necesidad de una reforma de las instituciones financieras. Ah, vale... en 2004... una reforma financiera... pues ya es 2010, Pajín... ¿O no habéis cumplido el programa electoral o tú vives en una realidad paralela? Puede que ambas sean ciertas.


En el sexto párrafo, nos recuerdas el título del artículo y dices que "no ha sido fácil". Te hinchas de poder, te subes a un pedestal, impostas la voz y dices: "no ha sido fácil". Creo que sobra, ¿no? Suponemos que no ha sido fácil o que, al menos, tenéis que aparentar que no lo ha sido. Lo contrario, decir que os ha importado una mierda traicionar a todo el electorado habría sido un tanto violento.

Séptimo párrafo: Como dice tu lector "PicciPannchki" deberíais tener a alguien que revisara el artículo antes de cometer errores de sintaxis.

"Se ha pedido un mayor esfuerzo a aquellas personas a las que la crisis no ha golpeado con el desempleo; en cambio, sí se ha hecho a aquellas que han mantenido su puesto de trabajo, que tienen estabilidad en los ingresosos, e incluso, que han revalorizado su sueldo año a año".

No sabemos qué hace ahí la expresión "en cambio".

De aquí hasta el final, la idea básica es que los recortes existen pero están hechos según los valores de identidad del PSOE. Repites algunos "mantras" sacados de programas electorales antiguos y aseguras que en el futuro, los ricos también pagarán.

Con esto último es con lo que se ceban los comentarios. Rescato algunos de ellos:

IUFabero duda de que los ricos vayan a pagar nada y aporta pruebas citando un artículo de José Daniel Fierro. Zapatero creó en 2009 un Fondo de dinero público, por si los bancos quebraban, de 9.000 millones de euros. Subió el IVA, un impuesto plano, es decir, nada progresivo (igual pagan ricos que pobres), gastó más de 150 millones de euros en software propietario (se lo compró a los ricos), siguió permitiendo la excepcional situación de la Iglesia católica respecto a sus deberes fiscales (sin pagar IBI ni IVA) y a su financiación pública (7.000 millones), misiones de guerra, gasto militar, etc.

Isalgui describe al PSOE como izquierda capitalista que permite a los bancos que financian la deuda pública encarecer los intereses y refinanciar la deuda haciendo pagar al Estado al mes siguiente 60 millones de euros más.

Rayuela sirve para cerrar esta revisión de la triste cagada de Pajín. Lo único que pide este lector es claridad en la comunicación política. Que no nos traten como a menores de edad. Si hay que hacer un sacrificio, habrá que saber la verdad y no recurrir a la fantasmagorización de las causas.

Pues eso, Pajín, que no escribas por escribir o pensando que quien te lee es idiota.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por favor JLV, tienes que entenderlo ....... no es fàcil salir a la palestra cobrando 18.000 euros al mes por soltar tonterias y decirle al personal que hay que apretarse el cinturón. Hay que tener mucho valor (y poca vergüenza).
¡Ah!, y tiene razón..... lo que ha hecho el gobierno, èl como los partidos politicos han secuestrado la democracia en este pais y como unas pandillas de ignorantes y mentirosos lo han hundido se estudiará, efectivamente, en los libros ..... para bien y ejemplo a evitar por futuras generaciones.

JLV dijo...

¡Coño, pues tienes razón! Lo digo en serio, yo, desde luego, no tendría tanto valor(o tan poca vergüenza).
Aunque recordemos que esta señora fue la misma que dijo aquello de que, en el primer trimestre de 2010,se produciría el acontecimiento planetario de la coincidencia de Obama y ZP.
Acontecimiento planetario te voy a dar yo a ti, Leire.

Publicar un comentario