4 de mayo de 2010

Huelga de precarios

Estamos hartos de culpabilización. Interrupción de Programa en la TV francesa. OCUPANDO LAS ONDAS. Necesitamos inventar juntos una huelga de los parados, una huelga de todos los precarios. Llamamos a comenzarla el 3 de mayo. Porque no tengamos fábrica en la que encontrarnos no vamos a dejar de organizarnos. ¿Pero qué sería una huelga de parados? Empezaría por un movimiento de rechazo. Rechazo a dejarnos acosar, movilizar, culpabilizar, insertar por la fuerza. Tratan de arrinconarnos, uno a uno, para hacernos aceptar empleos de 10h por semana, pagados miserablemente en los sectores más difíciles. Habría que aceptar cualquier trabajo bajo amenaza de perder un subsidio de supervivencia. Y además estar agradecidos. ¿Deberíamos avergonzarnos de no saber vendernos a cualquier empleador, vergüenza de no querer mudarnos por un curro, vergüenza de no aceptar todo y lo que sea, de no doblegarnos, en fin, ante la razón económica? Ninguna vergüenza que dure: francamente, tenemos mejores cosas que hacer. Tenemos mejores cosas que hacer que buscar empleos inexistentes, mejores cosas que hacer que lo que se exije de nosotros. Esta es la razón por la que rechazamos ser seguidos, controlados, gestionados, culpabilizados, borrados. Durante este tiempo se vuelve a poner a flote a los bancos con dinero público y osan decirnos que va a hacer falta que nos apretemos el cinturón. En 2010 seremos un millón más de parados sin derechos. Una vez más serviremos de pretexto a debates de expertos sobre los trabajadores pobres, que decidirán en nuestro lugar lo que es bueno para nosotros. La huelga de los parados y precarios sería – desde ahora – no permanecer aislado, salir de las aguas heladas del cálculo egoísta en las que nos hunden. La huelga de los parados y precarios sería decidir conjuntamente bloquear una máquina de precarizar hecha para gestionarnos hasta la muerte. Llamamos a todos los trabajadores precarios, a los interinos en cólera, a los intermitentes del espectáculo y del empleo, a los temporeros, a los becarios desmotivados, a los estudiantes desorientados, a los jubilados con problemas de ingresos, a los sin papeles, a los despedidos secuestradores, a los trabajadores forzados, a los volcanes felizmente reactivados a encontrarse y discutir en las colas del CAF y de los Polos de empleo, en la calle, por todas partes. Ahora mismo, en Rennes, Brest, París, Montreuil, Tours y en otras ciudades los precarios y los parados se organizan. Que mil colectivos florezcan sobre los escombros del pleno empleo. Inventemos juntos la huelga de los parados y precarios. Vive la France! Vía Amador, merçi.

0 comentarios:

Publicar un comentario