20 de mayo de 2010

Mis memorias (1)

Casi que sí.
Voy a empezar a escribirlas. Mis memorias, digo.

Parto del propósito de que todo lo que en ellas cuente sea inventado; fruto de una selección interesada, que tomaré de otras vidas (esas sí, "reales"), que nunca pude (ni podré ya) vivir.

Me haré pasar por personajes de lugares remotos, que hayan sido punto final y punto de salida de muchos viajes. Lugares que nadie, en el fondo, conozca de nada.

Contaré como propias las memorias más escondidas, ocultas, mancilladas, ultrajadas. Que son las que también despiertan la sonrisa cómplice o la carcajada salvaje: navajas en los labios de quien finalmente ha entendido y arde en deseos de contarlo, de ponerlo en práctica.

Hoy renazco en un barrio obrero de Madrid de principios del XX.

Me haré pasar por Cipriano Mera, el albañil que no quiso ser general. Del barrio de Tetuán, analfabeto, trapero y furtivo llegó a la construcción y de ahí pasó a formar un grupete de pistoleros para defenderse de la patronal. Se hacían llamar "Los intransigentes". Fue el último en abandonar la defensa de Madrid... en el 68 de París, con 71 años, seguía construyendo barricadas. En el 46 Franco, acojonado por la talla del personaje y tras el fracaso de sus cófrades de matanzas Adolfo y Benito, le indulta. Un año después, Cipriano, conspiraba para asesinarlo. Su tumba no tiene lápida, a pesar de que Sartre o Beauvoir fueron a su entierro.

Aquí los homenajes a aquella generación llegan tarde o son un despropósito. El primer efecto de la Ley de Memoria Histórica fue regalarle en un homenaje a Carrillo, el ex-secretario del PCE, la retirada de una estatua de Franco que estaba en el centro de Madrid. Intercambio de regalos, con quien se creyó que inventando el eurocomunismo llegaría a gobernar del brazo de los ex-franquistas metidos a demócratas de toda la vida... y luego se fue al PSOE... y ahora reivindican la memoria que juntos enterraron.

Apunte para Mis Memorias:
Como Mera, escribiré antes de morirme, poco después que me bajen del andamio, tres palabras, a modo de subtítulo de mi autobiografía: Guerra, exilio y muerte.

3 comentarios:

verosdes dijo...

aquí me gustaría que me explicaran la visión popular del bipartidismo de su país y de cada uno de los dos partidos, porque casi nunca le entiendo a sus referencias.... Por ejemplo, acá en México el PRI es el partido del yunque, de la Revolución añejada y pútrida, de los 70 años en el poder, de la expropiación petrolera y de todo lo bueno y todo lo malo del siglo XX. El PAN es el partido de la derecha, de los católicos, de los legionarios de cristo, el de la presidencia, el la desilusión porque no hubo "el cambio" tan prometido... El PRD es una extirpación del PRI, y el que estuvo muy muy cerca de la silla presidencial, pero que terminó por deschongarse al interior, y están en contra de todo. Son los principales. Ahora qué es el PP? qué es el PSOE? Es que si no, me voy a seguir perdiendo de la mitad de lo que dicen.

gracias.

VSB dijo...

Querida verosde, un placer intentar aclararte/me.

* PP: hasta mediados de los 90 estaba en manos de un elite posfranquista, pringada en la última fase de la dictadura en sus intentos de perpetuarse bajo una nueva forma "democrática". A mediados de los 90 hay un cambio generacional y en el 96 llega al poder, teniendo que compartir gobierno con los nacionalistas catalanes. La mayoría absoluta del 2000 enseña la verdadera cara de ese PP: sigue siendo un repositorio de ultraderecha y nuevas generaciones de neoconservadores. Muy clericales. Muy pro-EEUU.

*PSOE la socialdemocracia que apenas representó opsición dura al franquismo, en comparación con el PCE (comunistas). Con Felipe González renuncian primero al marxismo, en el 82 llega al poder y se mantiene en la OTAN, aplican una política liberalizadora y desarrollista propia de un partido de centro derecha europeo, cae en las redes del clientelismo y corrupción. Zapatero representa la "nueva generación", curioso que haya sido posterior a la del PP...

Espero que haya servido de algo. En todo caso, es muy interesante que en México España fuese considerada ejemplo para hacer una "segunda transición"... y que sea algo pendiente de hacer aquí mismo. Será interesante leer la prensa de MX y el caso Garzón. Pena que el día no tenga más horas.

Anónimo dijo...

He leído esto de Ricard Vinyes... lo recomiendo como complemento a lo que VSB ha escrito sobre la primera retirada de una estatua de Franco.
http://blogs.publico.es/dominiopublico/2030/sobre-el-uso-de-simbolos-y-ruinas/

Publicar un comentario