15 de junio de 2010

Más allá de Sócrates

A veces me desanimo porque pienso en objetivos, en vez de pensar en procesos... como me recordó Pepe (un saludo y gracias por tu ayuda, amigo), Kavafis dijo que lo importante era el camino... me desanimo porque espero que una editorial publique un texto que tengo, pero no lo hace... sigamos...

...para adueñarme de mi ánimo otra vez repito aquí un fragmento de Jacques Ranciere, un fragmento de su libro "El maestro ignorante", sobre el señor Joseph Jacotot, alguien que fue un paso más allá que Sócrates cuando habló de la emancipación intelectual. Me viene muy bien ahora, cuando tengo reparos para hablar en público. Que suenen unas trompetas, por favor:

"Aprender a improvisar era, en primer lugar, aprender a vencerse, a vencer ese orgullo que se disfraza de humildad para declarar su incapacidad a la hora de hablar delante de otros-es decir, su rechazo a someterse al juicio de otros-. Era, a continuación, aprender a empezar y a acabar, a hacer uno mismo un todo, a encerrar el lenguaje en un círculo".

0 comentarios:

Publicar un comentario