26 de junio de 2010

Saudade y viaje









No sé cómo será la conexión a la red en Camboya.

Perdonen el exceso.
Me quedan unas horas antes de pillar el avión y he decidido aprovechar el tiempo.
Paso de salir de nuevo a la calle.
Ya he visto demasiado.

Os entrego algunas fotos.
En el infierno, también hay amor.

Siento ya saudade de
- los hombres con los que nunca me senté a hablar,
- los ojos que casi perdí en busca de emoción,
- las flores que no besé,
- los rasguños de pasión políglota sobre un árbol desnudo, de nombre desconocido,
- las oraciones que nunca pronuncié...
y el milagro que nunca aconteció.

Y mejor. Sólo así cobra sentido un nuevo viaje.

1 comentarios:

JLV dijo...

Molan mucho las fotos...

Publicar un comentario