24 de junio de 2010

Transición politica y storytelling (I): "A diez segundos del infierno"

Tengo una película para vosotrxs: "A diez segundos del infierno" ("Ten seconds to hell", 1959). La traigo aquí porque el otro día leí un articulo sobre el franquismo de la universidad en España y recordé esta película y otras. Me vino a la memoria también un documental que vi hace poco sobre Suráfrica y el proceso de reconciliación posterior al apartheid.

Alemania, Argentina, Chile, Suráfrica, España... son sólo algunos ejemplos de cómo una sociedad intenta reconstruir su pasado traumático para poder fundamentar un futuro de consenso. Las leyes son el plato duro, mientras que las historias, el storytelling, la cultura popular son el plato blando, con tanta importancia como el otro.

"A diez segundos del infierno" trata sobre el proceso de desnazificación contado a través de una fábula sobre desactivadores de bombas. Las bombas que aún no han explotado simbolizan los restos del nazismo sociológico que pervive después de la derrota y de muchos años de regimen.

Un teniente británico brinda a unos prisioneros de guerra alemanes la oportunidad de reincorporarse a la vida civil a través de un trabajo difícil: la desactivación de bombas. Entre ellos, entre los seis prisioneros, hacen un pacto. El que quede con vida tras tres meses de trabajo se llevará el dinero que ganen entre todos.

Simbólicamente, el dinero parece aludir a la financiación del Plan Marshall, de la que sólo podrán disfrutar aquellos que se adapten a las nuevas reglas.

Se plantea entonces el conflicto entre las dos facciones que surgen en el grupo. Una es la Alemania de profesionales que sucumbió al nazismo pero que se siente arrepentida. La otra sigue manteniendo su orgullo nazi latente. Ambas son personificadas en dos soldados. Ambos luchan por el dinero y por la mujer, que es francesa.

Todos van muriendo porque... las bombas les estallan durante las desactivaciones. Pero, simbólicamente, caen porque, o no son lo suficientemente puros para el proyecto de desnazificación, o no tienen conciencia suficiente, son demasiado conformistas o ambiguos al escoger un camino.

El que debe ser purgado en la historia (el antagonista que no renuncia a su nazismo) relata en una escena una historia sobre su tío Oscar (que simboliza a Hitler). Su tío Oscar murió, pero para él sus enseñanzas no se han perdido, siguen anidando en él.

Al final, se produce el duelo entre las dos maneras de concebir la nueva Alemania: la generosa y la codiciosa. El arquitecto (el protagonista) se queda con todo el futuro, el dinero y la mujer, después de demostrar que está dispuesto a sacrificarse por los demás.

El epílogo muestra una Alemania que, después de haber desactivado sus "bombas del pasado", se dedica a construir un país nuevo y a prosperar dentro del milagro económico alemán.

¿Con qué películas contamos en España que relaten algo parecido?

P.D. Por supuesto esta es mi interpretación. Vosotros podéis cerrar el relato de otra manera o discutir este. Aquí os podéis bajar la peli.

0 comentarios:

Publicar un comentario