18 de julio de 2010

Abanderados

No se la quitan de encima.
La bandera española sigue ondeando en sus balcones, antenas de coche...
Fracasó la concentración tricolor en Lavapiés, "el Día de la Victoria". Que es la expresión con la que los franquistas celebraban su "triunfo" (y nuestra derrota).

Pero que no cunda el pánico.

Los abanderad*s... en vez de miedo, dan risa...

"De pequeñito siempre he llevado en mi interior abanderado... pero siempre he sentido un picor que me ha estremecido". Entonces sí que lo teníamos claro: esto sí que es reírse del playback: batería inexistente, gaita que no suena y micro de cabeza pollo:



El punk atlántico, la retranca galega... antídotos para resistir la marea rojigualda y esa autodefinición patriótica tan poco recurrente: Yo soy, español, español, español.


Este 18 de julio, bailaremos sobre la tumba del franquismo en LaTabacalera.
"Madrid, será la tumba del fascismo". Se dijo y se dirá.

Ah! Y para quienes dicen que sólo somos unos tocahuevos (ya reconocemos que nos pican)... que se endilge la noticia... hemos salvado el BetiJai!!!! Un bastión de Euskalherria en el corazón de Gallardón y Esperanza.

3 comentarios:

Edi el pescadero dijo...

Ver hoy interesante artículo sobre la creación del "sentido común" sobre la amnistía postfranquista:

http://blogs.publico.es/dominiopublico/2153/la-impunidad-del-alzamiento/

Tina Paterson dijo...

Siempre coincidiendo: banderas..
:)

John Fat dijo...

Cojonuda respuesta de C. Taibo, al post anterior sobre este asunto... menos mal, VSB, que con este te has corregido... mira que caer en el histerismo de convocarnos con la tricolor; eso, que te pones histérico, y cuando es así, no hay quien te trague.

http://www.carlostaibo.com/articulos/texto/?id=302

Publicar un comentario