23 de julio de 2010

Durante el franquismo se fundían relojes de cuco con extraordinaria placidez

Para rebatir a aquellos que, como Mayor Oreja, siguen pensando que el franquismo fue "una situación de extraordinaria placidez" y que "muchas familias lo vivieron con naturalidad", aquí un documental que repasa la gran corrupción generada por el régimen.

Una pena que este tipo de documentales los emitan a horas extrañas y no en prime time. Una muestra de cómo España era un verdadero cortijo franquista.

A destacar tantas cosas... por ejemplo,

el caso REACE o del aceite de Redondela (que aparece en el episodio 179 de Cuéntame). Un auténtico thriller-cañí-franquista en el que todos los testigos de los tejemanejes de los allegados al régimen iban cayendo como moscas; y el hermano de Franco, Nicolás, implicado en el asunto, no fue a declarar alegando una amnesia que certificó su médico.

O el caso Matesa, o Sofico... (por cierto, no estaría de más comparar sofico con los residuos franquistas propios de la burbuja inmobiliaria reciente. Ambos pelotazos funcionaban, como decía alguien en el documental, como una bicicleta).

o las joyas y el oro que intentó evadir la hija de Franco, a Suiza, en una maleta, ya muerto el dictador... joyas y medallas de su papá que quería sacar de España para fundirlas en Suiza y hacer ¡un reloj de cuco! ¡Qué cucos que eran ellos... y con qué naturalidad y placidez lo vivían... y lo viven!


Videos tu.tv

0 comentarios:

Publicar un comentario