16 de julio de 2010

El Dr. Money y el chico sin pene

Ahora contaré una historia. Necesito un poco de música de nostalgia de tiempos peores y una luz vaporosa y algo extraviada... así... un poquito más... eso... comienzo... (basado todo en un documental que vi ayer).

Acto I

El Dr. Money era un muy eminente psicólogo-sexólogo especializado en la investigación sobre el desarrollo de la identidad de género. En los años sesenta aparecía en la televisión estadounidense asegurando que el género estaba más influido por la educación y la cultura que por la biología.

Money estaba convencido que la masculinidad o feminidad se construían culturalmente, ergo, se podían reconstruir si hiciere falta. Hasta ese momento, Money decía haber "probado" sus teorías con personas "hermafroditas", individuos que nacían sin un sexo claro (estadios intersexuales se llaman).

El afamado doctor sostenía que en esos casos una educación orientada podían reasignar la identidad en caso de que la asignación hubiera sido errónea. Sus colegas discrepaban puesto que Money sólo había investigado casos de individuos intersexuales. Money buscaba confirmar sus teorías en individuos "normales".


Hasta ahí la primera parte del primer acto. Ahora voy con la presentación del resto de los personajes.


Ron y Janet eran una pareja canadiense que tuvo gemelos en los sesenta. A los seis meses, los dos niños presentaban problemas al orinar y se les decidió circuncidar. El médico que operó destrozó el pene de uno de los niños, de Bruce, usando un método poco convencional. Fue imposible en aquellos tiempos reconstruir quiúrgicamente el pene. Los padres de Bruce ni siquiera denunciaron al hospital.

Comenzó la pesadilla para ellos. No sabían qué hacer con ese problema. Estaban desesperados hasta que un día vieron en televisión a un tal Dr. Money y decidieron escribirle para contarles el caso de Bruce. Vieron en Money la solución de sus problemas. Lo que ignoraron desde el principio es que Money también pensó en ellos como la clave para demostrar sus teorías.

Acto II

Money les dijo a Ron y Janet que lo mejor que se podía hacer era educar a Bruce como una niña. Biológicamente, eso implicó castrarle a la edad de dos años. Culturalmente, Bruce pasó a ser Brenda y sus padres lo comenzaron a tratar como a una niña, siguiendo los consejos de Money. Eso sí, Money les advirtió que nunca, bajo ningún concepto, dijeran a Brenda quién era. De lo contrario, la reasignación cultural del género fallaría. Money siguió el caso de Brenda y en las consultas con él/ella intentaba reforzar la identidad femenina de Bruce/Brenda.

Antes de que las cosas fueran a peor, el científico comprobó que los datos empíricos refutaban su teoría: Brenda se sentía como un niño a pesar de todo. Sin embargo, Money redobló esfuerzos e intentó adaptar la realidad a su teoría. A los trece años, Money sugirió a Brenda que se dejara intervenir quirúrgicamente para hacerle una vagina. Brenda volvió a casa y amenazó con suicidarse antes que volver a la consulta del doctor.

Ante la gravedad de la situación, sus padres decidieron contarle el secreto a Brenda y a su hermano gemelo. Brenda respiró aliviada y supo que no estaba loco. Se comenzó a llamar David y su vida cambió hacia mejor. No volvió nunca a ver al Dr. Money. Su hermano gemelo, Brian, quedó muy afectado con la revelación y comenzo a tener problemas mentales.

Acto III

David decidió vivir una vida normal. El Estado compensó económicamente la negligencia médica que lo dejó sin pene. No podía tener hijos pero se casó con una mujer que ya los tenía. Vivió felizmente durante años hasta que llegó el giro final de la historia.

David supo que el Dr. Money difundía su teoría como un éxito apoyándose en su caso. Se le presentó el dilema de si olvidarlo todo y dejar que Money mintiera con sus teorías y, posiblemente, con sus prácticas o denunciarlo y revivir los fantasmas personales de su memoria. Optó por lo segundo. Una cadena de televisión realizó un reportaje tras la denucia de David.

Cuando su hermano gemelo, Brian, lo vio, su perturbación mental se agravó. Una noche ingirió todas las pastillas de su tratamiento contra la esquizofrenia y murió. Para David fue horrible. Consiguió desestabilizar su matrimonio. Se separó de su mujer y, finalmente, en 2004 se suicidó.

Epílogo.

El Dr. Money perdió su reputación como científico pero, más allá de eso, no le pasó nada. Nunca quiso aparecer en el documental sobre el caso de David. Murió en su cama, en 2006.

1 comentarios:

VSB dijo...

Buff!!! Para cortársela al tal Dt. Money... si el apellido lo dice todo. Monetariza, mercantiliza, estandariza... la entrepierna y el sentir.

Publicar un comentario