14 de julio de 2010

Los ordenadores extremeños

Tengo un compañero de trabajo que está contra la progresividad fiscal, no cree que los que más amasan deban de aportar más. Mi compañero sería tildado de reaccionario por una mayoría de la gente.

Hoy, en Público, he leído una columna de Joan Garí, en la que el autor sostiene que si Catalunya se separa de España, los alumnos extremeños dejarán de disfrutarán de ordenadores o los conductores castellano leoneses de autovías.

De entrada, confieso que estoy a favor del federalismo. Me molesta oír que los gastos de las autonomías tienen mucha de la culpa de esta crisis. Creo que es profundamente erróneo y, además, injusto. Estoy contra el centralismo. Creo que ha generado una gran desigualdad en la historia de este país. También creo que el Estatut debería haber sido aprobado, aunque respecto a la cuestión económica tenga mis dudas, a falta de más información.

Sin embargo, que Joan Garí defienda su Estatut advirtiendo que Catalunya se puede plantar y taponar la financiación de otras comunidades, me parece tan reaccionario como no creer en la progresividad fiscal. Quien paga la cuenta de la educacion de un niño extremeño, andaluz o riojano no es la Generalitat sino aquellos ciudadanos que tienen más pasta, ya sean catalanes, riojanos o extremeños, porque todos ellos son privilegiados.

Pienso que es un error plantear el debate en estos términos. La clave no radica antes en la desigualdad entre comunidades que entre ricos y asalariados u obreros de todo el Estado. De acuerdo que los presupuestos se asignan por comunidades, pero pocos reparan en pensar que lo que puede estar mal distribuido es la riqueza dentro de cada comunidad. La derecha españolista y catalana agitan el debate de la identidad para recortar derechos sociales, en Catalunya y en el resto del Estado. Lean, por favor, el artículo de Navarro al respecto. Por eso, llama la atención que en un periódico como Público, un columnista defienda lo mismo que la derecha catalana.

No hablemos de ordenadores extremeños, por favor. Sobre todo porque eso es una gota en un océano, dentro de una comunidad que aún está por debajo de la media en renta per cápita en Europa. Supongo que este es un tema controvertido que exige de cifras, pero intentemos huir de los tópicos, por favor.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

De acuerdo, sí señor... lo no debatido, la desigualdad social, de clase... no la territorial; y ese tono de amenaza, perdonavidas, chantaje... del supuesto paganini catalán, les pierde, nos hace perder el norte a todos.

Más allá del federalismo, que también suscribo: España roja y rota... y sus cojones también. Lo cantaban Os resentidos, buscad en youtube... abren más la cabeza que mil Garís.

Publicar un comentario