21 de julio de 2010

¿Por qué lo llaman despolitizar cuando quieren decir privatizar?

Privatizan las cajas de ahorro.

Muchas veces los activismos sociales se centran en cuestiones de representación e identidad. Sin dejar de ser importantes, parece que nos olvidamos de que esas cuestiones sólo son posibles gracias al crédito. Se necesitan recursos para financiar la visibilidad mediática de los problemas sociales, para introducir en las agendas esos temas que las elites marginan o silencian. Es por el tema del crédito por lo que se pierden muchas veces la batalla.
 
Con la privatización de las cajas, no creo que esto vaya a mejor. Ni esto, ni otras cosas como los créditos a pequeños negocios o particulares. En un arranque populista que quiere conectar con la angustia social de la gente, la prensa califica la privatización de despolitización. Es un consenso general, incluso en la prensa que se autodenomina de izquierda. ¿Por qué digo "populismo" y demagogia? Porque despolitizar denota el intento de congraciarse con la gente señalando a la clase política. La clase política en España es bastante corrupta. En muchas ocasiones ha dilapidado el crédito que la gente puso en ella. Sin embargo, la solución no parece ser darles una patada en el culo a estos políticos para que se pongan los banqueros. Ello supone de nuevo una claudicación de la esfera política frente a los criterios económicos.


Hemos visto cómo el sistema financiero se iba al garete por la falta de regulación. No obstante, este Gobierno y otros quieren solucionar el problema desregulando las cajas de ahorro. No tiene el menor sentido, a no ser que seas un banquero. Las cajas tenían prohibido salir a bolsa y, por tanto, especular. No podían ser entidad de ahorro y al mismo tiempo de inversión en bolsa. Pero querían competir con los bancos. Y encontraron su oportunidad en la burbuja inmobiliaria. De ahí el desbarajuste que se ha producido con las cajas. De ahí el rescate de las cajas con los fondos públicos del FROB.

Una ley de 1933 en EEUU prohibía  a las entidades de crédito especular con sus depósitos. Fue aprobada para evitar otra gran depresión como la que siguió al crash de 1929. Esa ley fue derogada en la década de los 90 del siglo pasado, con Clinton al frente. Muchos economistas señalan esta derogación como la causante de la crisis de las hipotecas subprime, que infectaron con deuda tóxica toda Europa. Ahora, en España, se otorga vía libre para que las cajas también puedan especular. Que alguien me diga qué ventajas proporcionará esta privatización a la ciudadanía. ¿No sería mejor convertir la banca privada en pública y aumentar la transparencia institucional? Como esto siga así, pocas alternativas nos dejan.

1 comentarios:

VSB dijo...

El ataque a los políticos actuales (más que justificada; precisamente, por no actuar como tales: Politicians ACT), equiparada como menosprecio y devaluación de toda política, nos remite a un periodo PREPOLÍTICO (puro darwinismo social; la selva sin ciudades, sin polis, sin democracia)... Quien no quiera ver a donde nos lleva todo esto o es presa de la estulticia como tonto útil (para otros) que es; o está cargado de malas intenciones que oculta de la forma más insidiosa: diciendo que su ideario no es ideológico, sino científico.

Gracias JLV... sigamos desarmándoles, que vienen tiempos muy cargados.

Publicar un comentario