30 de julio de 2010

Sobre toros, abrazos y mataderos

Ah, oh, queridxs amigxs, he oído cosas que vosotrxs no creeríais... sobre los toros. Y aún no he escuchado la palabra del toro. Todo el mundo opina alegremente sobre el particular y todo el mundo interpreta las cogniciones y los afectos del cuadrúpedo:

desde que el toro es feliz muriendo en la plaza y ha nacido para ello,

a que el toro sufre como un ser humano,

a que el toro se estresa, pero le sienta bien para darle sentido a su vida...

pero seguimos sin oír al toro.

Hace poco he visto un documental titulado "La mujer que pensaba como una vaca", en el que se nos cuenta la historia de una autista doctora en zoología que empatiza con las vacas como nadie. Según ella, el secreto está en sus mentes (en la mente de ella y en la de las vacas). Temple Grandin comparte con las vacas la misma ansiedad por, y en, el mundo. Sin embargo, Temple ha llegado a tener un grado más de conciencia sobre su ansiedad y por eso se ha dedicado a entender y mejorar la vida de los autistas y de las vacas (aplíquese a los toros).



Con respecto a los autistas, Temple ha inventado una máquina para dar abrazos (Squeeze Machine), con la que se puede aprender a tolerar el cariño ajeno. Esto puede parecer paradójico pero los autistas sufren niveles hipersensibilidad al tacto y al sonido muy por encima de los de las personas "normales".

En relación con las vacas, Temple no sólo les ha aplicado la máquina de abrazar sino que también ha inventado un método para tratar de mejorar la muerte de las vacas en los mataderos. Aunque el mejor método sería que nos hiciéramos todos vegetarianos, incluido yo.

Temple Grandin es una medium que nos pone en contacto con el mundo de las vacas. Aprovechemos sus enseñanzas. Los toros ya están estresados, a qué estresarlos más... necesitan abrazos. A los políticos que se dicen humanos y se dedican a enfrentar a la gente con su raca-raca de "España se rompe" para ganar votos, conduzcámoslos de modo muy humano al matadero político. Que les acompañen esos que dicen que odian el maltrato animal en la plaza pero lo defienden fuera de ella, permitiendo encender fuego en los cuernos de los ya estresados animales.

0 comentarios:

Publicar un comentario