22 de agosto de 2010

Memorias parciales de la guerra

El otro día uno de mis tíos llegó un tanto contrariado porque había leído, en un libro sobre "La matanza de Badajoz" de la guerra civil, que su abuelo, el alférez Domingo Mejías Rivera, había actuado poco menos que como un cobarde. Lo contó en casa de mi hermano. El libro en cuestión es "Lunas de agosto", de Justo Vila.

A partir de ese momento se montó una discusión sobre la memoria histórica de nuestra guerra.
Le sorprendió mucho a otro tío mío que yo afirmara que el fascismo franquista no fue muy diferente del nazismo. Según él, ambos fenómenos no eran ni cuantitativa ni cualitativamente comparables. Al final, he de decir que la discusión se agrió un tanto y ya no merecía la pena discutir.

Yo creo que mucha de la gente que ha vivido aquí no puede admitir que los fascismos sean comparables, y no pueden porque supondría asumir que se ha vivido en España durante cuatro décadas bajo un régimen nazi que, además, se aliaba con la Iglesia para darle un aderezo propio. Miran hacia fuera y ven a Hitler como epítome del Mal. Miran hacia dentro y no les cabe en la cabeza que un individuo así rigiera los destinos del país.

Lo más curioso de todo es que, por una parte, todos estaban de acuerdo con llamar a Justo Vila y decirle que se había equivocado con Domingo Mejías; mientras por el otro salió el argumento del revanchismo después de 70 años, que remover eso debería dejarse a la iniciativa privada (como si todos tuviéramos una excavadora en casa, aparte de no entender que eso pertenece a todos y no sólo a los directamente concernidos).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Siento el malentendido... De verdad. Pero entended que "Lunas de agosto" no es un libro de historia, es una novela. Sólo los personajes principales están basados en personajes reales. El que el nombre y apellidos de vuestro abuelo aparezcan en el libro es sólo una coincidencia.
Repito: lo siento...
Fdo.- Justo Vila

JLV dijo...

Mil gracias, Justo. Se lo comunicaré a mi tío. Es un placer haber obtenido respuesta tan pronto. Yo, personalmente, debo decir que disfruté del libro. Un saludo cordial.

Anónimo dijo...

José Luis: Esta mañana he estado en el Juzgado... ¡Menuda sorpresa! Doña Julia Mejías Espinilla, hija de don Domingo Mejías Rivera, me denuncia por lo de "Lunas de agosto"...
Justo Vila

Publicar un comentario