27 de agosto de 2010

Wikileaks desmiente la teoría de la conspiración del 11M

Lo flipo. Nadie parece haber trabajado en este país con los informes que Wikileaks difundió hace tiempo. Nadie, excepto la prensa digital de derechas

" un informe muy interesante de 2004 del Servicio de Estudios del Congreso, un 'think tank' que elabora informes sobre diferentes asuntos políticos, económicos y sociales para el Congreso estadounidense. Este documento desmonta definitivamente la 'teoría de la conspiración' en torno a los atentados del 11 de Marzo de 2004 que provocaron 191 muertos en los trenes de Madrid."

Mientras, la prensa "de izquierdas" engorda a la fantasmal Al Qaeda (tras "la liberación" de los dos cooperantes catalanes) y justifica los más de noventa soldados españoles, muertos en la ocupación de Afganistán, ensalzando y llorando a los últimos en caer. 

Propongo que durante la primera semana de este curso todas las Facultades de Comunicación suspendan toda actividad, excepto el visionado y traducción del siguiente video de Julian Assange, responsable público de Wikileaks.

 

Sólo una transcripción, en torno a las 2:00 del video:
“Somos una organización que protege seres humanos, no fuerzas armadas. ¿Quién está indefenso? ¿Los civiles de Afganistán o los soldados occidentales? La gente civil va antes en nuestras preocupaciones. […] sin la verdad no podremos tomar ninguna decisión significativa. No podemos ser irrelevantes ante la marcha de la historia y de la justicia. Podemos ser responsables por no hacer nada. Hay que intentarlo y estar dispuestos a cargar con la culpa; somos una organización potencialmente victimizada, precisamente por ocuparnos de los derechos de las víctimas en el mundo real".
Si tuviese valor, la primera actividad que propondría este curso sería bombarderar las redacciones de El País y Público con este video y la noticia del Ecomista digital. A los más alumnos más entusiastas les propondría que nos lo tatuásemos en el pecho.
Para más pasajes traducidos y algunas reflexiones, pichad aquí.

Notas sobre el vídeo:

* "No press conference questions!" Un moderador que insiste y un invitado acepta hablar en otro formato: breve intervención, cuajada de preguntas e interpelaciones, intervenciones laragas de un público situado a su misma altura... y un encuentro que se propone incentivar vías de explotación estos documentos.

* El modelo, ideal profesional: los amigos de Nigeria que se largan a Tanzania después de publicar sus artículos; evaluan la situación política y deciden si se van, vuelven y litigan en los tribunales.
* Periodismo de fuentes: 90.000 documentos que se viabilizan, para que los profesionales hagan estadísticas, mapas, desarrollen historias a partir de ellos. La organización puntúa sus fuentes, wikileaks actúa como fuente de fuentes, que juega estratégicamente con sus potenciales aliados en la prensa de calidad (escogieron el New York Times, Der Spiegel y The Guardian) Trabajaron con sus corresponsales de guerra; están dispuestos a colaborar con cualquiera, con tal de que haya un compromiso serio del reportero y su editor muestre ganas de apoyarlo; animan a que cualquiera y más los periodistas procesen la información.

* Algo innegable: el periodismo de investigación supone un coste adicional, hay que pagarlo con más esfuerzo.
* Diferencia entre el caso de los Papeles del Pentágono y esto de ahora. Una certeza /(avalada por toda la literatura académica) la prensa no cambió la opinión pública sobre Vietnam; sino que cambió al ritmo de los cambios de posición de las elites y estas... luego afectaron a la ciudadanía. Ahora el contexto de movilización es totalmente diferente.

* Julian Assange, como personaje famoso: acepta el riesgo que comporta, los procesos que puedan surgir y recoge un montón de fama, que él admite supone reconocimiento exagerado e inmerecido.

* La solución y el futuro de Internet estará en Islandia y el los países nórdicos que están recopilando y reelaborando las legislaciones más progresistas sobre Internet.

* Este modelo de periodismo cuestiona de raíz a la prensa de calidad, al contrario que ésta, Wikileaks no sigue razón de estado ninguna (cuestiona la validez del concepto). Sin miedo a las grandes palabras, dice trabajar por la Justicia y preocuparse sólo por la gente desarmada, los civiles. Presume de tener enemigos en todas partes.

* Las sugerencias sobre cómo trabajar con los 90.000 documentos son fascinantes. El objetivo único: mostrar la realidad de la guerra. “Sólo se ha aprovechado el 2%, ni siquiera el mejor 2%..." y pregunta qué hubiera ocurrido si lo mismo hubiese pasado con la apertura de los archivos de la Stasi... un banco de datos que considera comparable.

* No es información en bruto lo que ofrecen. Han elaborado
- una “reading guide”, con enlace en video explicativo;
- mapa localizador de incidentes según número de muertes, heridos o detenidos;
- códigos de búsqueda de hechos en Google;
- programa de lectura actualizada de acrónimos de cada pieza de información;
- índice según materias, que ocupan 66 páginas;
- gráficos temporales;
- varios formatos de soporte, incluido en HTML para ligarse a Google Earth y "ver la guerra;
- selección de "1.000 biggest kill events;
- ejemplo de visualización para la TV: de 2004-9, clicando sobre el mapa Google vas al informe, y aparece un infográfico dinámico de acontecimientos y sucesos.

Y un caso ejemplar: en trasunto danés de The Guardian publicó el libro de un soldado que había sido censurado por haber sido publicado previamente en Wikileaks. Más tarde, aparecieron fragmentos del mismo libro, que habían sido traducidos al árabe en un periódico tabloide.  El documento en Word que contenía esa "peligrosa información", traducida ya para ser utilizada por terroristas árabes, tenía la copia de licencia del Ministerio de defensa. El ministro tuvo que dimitir.

Moraleja: cuando el Poder afirma que el periodismo de investigación pone en riesgo la seguridad del Estado es porque sabe de lo que habla: ha sido o será el primero en utilizar la prensa sumisa para ese propósito: dejarla indefensa ante la mentira.


Lo dicho: cerremos las aulas, abramos la web 2.0. y tatuémonos el emblema wikileaks.
 

1 comentarios:

Edi el pescadero dijo...

Buenísimo esto, necesario, imprescindible... sobre todo cuando Obama y su gobierno presiona para que no salga más mierda y dice que están poniendo en peligro la vida de la gente... de qué gente? (como se señala en la traducción). Yo voto por la idea del bombardeo de El País...
Michael Walzer dice que siendo experto en ciencias políticas en EEUU la única forma de sobrevivir es pasando a la acción. Si eso es así allí, no digamos en nuestra querida España...

Publicar un comentario