25 de septiembre de 2010

Esquizofrenia socialdemócrata

Zapatero representa muy bien qué significa hoy en día la socialdemocracia. Abre una puerta y se encuentra con George Soros y demás especuladores de Wall Street. Se arrodilla ante ellos y les dice que este mes pagaremos, que ya no volverá a ocurrir, que sí, que les debemos varios meses pero que les compensaremos con creces... Los tipos lo miran con cierta condescendencia...

- Mira al socialdemócrata, cómo viene a nuestras manos a comer cuando le interesa... nos lo pensaremos...

Seguir leyendo.



Después de haber besado el anillo de los otros Papas, ZP se pone de pie, alisa su traje y se limpia las rodilleras. Cruza y un pasillo y abre otra puerta que da a Naciones Unidas. Allí se sube al estrado, imposta la voz y dice solemne que hay que gravar las transacciones financieras con un impuesto global. Saca pecho, mira al mundo, expulsa el mal rollo de la habitación de al lado y hace ondear su espíritu idealista. ¡Que me oigan esos especuladores!

Hace tiempo que la gente de ATTAC, que clama por la Tasa Tobin (justo de lo que habla ZP en la ONU), propuso al Gobierno y al grupo socialista apoyar esta medida y ellos la rechazaron. ¿Para qué cacarea ZP en la ONU algo que rechazó en el Parlamento?

1 comentarios:

VSB dijo...

Les pasa mucho, sí, lo de ir de esquizos, y luego nos pasan la dolencia a nosotr*s. Sobre todo cuando llega el tiempo de las urnas y nos debatimos entre no ir (dejando que llegue al poder el PP) y volver a darle al PSOE un voto que nos rebotará en la cara. Nadie ha dado bofetadas más duras a las clases populares. Ni ningún otro electorado ha puesto tantas veces la otra mejilla. La esquizofrenia podría ser mayor aún: ¿Alguien se imagina a ZP en la oposición a un PP que pretendiese pasar la reforma laboral que han decretado?

Publicar un comentario