1 de septiembre de 2010

Terminar el trabajo que comenzó Sinde

Algo que Sinde, la Ministra, no podía hacer era ir contra los internautas. El Gobierno lo sabe y por eso, en su Ley de Economía sostenible sólo introdujo lo del cierre de las páginas de enlaces. Decían ellos ufanos que, en vez de ir contra la demanda, el Gobierno español adoptaría otra estrategia, estrangular la oferta.

Pero el problema no se acababa ahí, y ellos lo sabían. Cerrar las páginas de enlaces no era suficiente. El trabajo que ha empezado el Gobierno debe cerrarlo el Mercado. Ya sabemos que las Telecos, esas que gestionan nuestro acceso a la red, van a terminar con la tarifa plana y comenzarán, como a ellos les gusta decir eufemísticamente,  a fragmentar el consumo. Los que más usen la red pagarán más. Como si ya no fuera caro el servicio.

Eufemismo: segmentar a los públicos.

Realidad: crear clases sociales en el acceso a la información,

convertir la famosa brecha digital en un abismo o agujero negro. Allí donde no alcanza la ley porque resulta ilegítima, los dedos del Mercado crean su propia ley, que siempre es legal y ni siquiera parece inmoral, porque fragmentar a los públicos parece algo sensato. Pero en una democracia, negar el acceso a la información a los que menos recursos tienen es tan grave como cobrar el agua potable a precio de botella. No hace falta que Sinde mueva esta vez un dedo, ya se encarga Telefónica, Jazztel, Vodafone... todas a la vez, casualmente... y a eso se le llama competencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario