12 de octubre de 2010

Los guardianes de la Hispanidad


Madrid, Plaza de Lavapiés. Esquina de la UNED. Verano de 2010.
Una escena que se repite varias veces al día.

Los uniformados paran e identifican al chico de la bolsa por ser negro.


Un+s moz+s que pasan por allí se interesan por las razones de la detención. Los uniformados les obligan a acompañarles al coche y les exigen que se identifiquen. Ellos piden las placas de los guardianes de la Raza. Sólo uno de los cuatro "servidores de la ley" la muestra. Apuntan los DNI de l+s moz+s.

Se llevan al negro. Se llevan la lista negra. Así, con total impunidad, actuan los guardianes de la identidad, los agentes de la Hispanidad. Enmedallados como nunca.



Cuentan que en la II República llegaron a matar a quienes llevaban corbata. Ahora los cánones se han invertido. La Hispanidad, el botín sanguiñolento de unas dinastías reales que negaron todas las utopías ibéricas, ya tiene rey. El desfile de hoy es en su honor. Las redadas de negros y morenos, bolseros y manteros, mantienen las cuotas de siervos en el Reino.
Nada que celebrar hoy. En lugar de aclamar las hordas del desfile, alístemonos en las

0 comentarios:

Publicar un comentario