18 de octubre de 2010

Se ruega no pinchar burbuja

Por primera vez una sentencia reconoce el abuso de la cláusula suelo de las hipotecas de algunos bancos. Según esta cláusula, el interés de la hipoteca no bajara nunca de un mínimo, a pesar de que el euribor (el interés por el que se rigen las hipotecas) lo haga.

Los bancos se querían asegurar así ese suave aterrizaje del que nos hablaron antes del estallido de la crisis. Crearon una burbuja que quieren desinflar poco a poco, sin que les salpique la mierda que va dentro.

Por supuesto, para el suave aterrizaje se requerían las espaldas de millones de anónimos, muchos de los cuales son ahora acorralados por morosos. Ahí tenemos al Gobierno ecuatoriano, intentado mediar entre sus nacionales y los Bancos españoles, para que se les permita la dación en pago (extinguir la deuda de una hipoteca con la entrega del piso) a aquellos que han sido embargados. Si no fuera así, incluso algunos bancos han amenazado con ejecutar la deuda con los bienes que los ecuatorianos poseen en su país.

Triste paradoja; vinieron en busca de una vida mejor y los bancos los esclavizan de por vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario