14 de noviembre de 2010

Cartas, fotos, película, músicas, libros, manifiestos... de amor y guerra

Imagino que el balance de una vida plena sería poder sentirte dueño de tu propia historia y reconocerte espectador privilegiado o protagonista invitado de historias ajenas que, por presentimiento y convencimiento, acabas creyendo que pasarán a ser historia colectiva; y que tú, en cambio, podrías sentir como algo, personal, incluso íntimo.

Contados proyectos te ofrecen sentir que vales algo, para algo; y que lo que te rodea tiene un valor incalculable, que crecerá con y en el tiempo.

LaTabacalera es uno de esos puntazos vitales, sin paliativos y con todos sus peros.

Otro: el proyecto de Ramón, Cartas de amor y guerra: un proyecto autorial-colectivo-epistolar-transmedia que, por fin, se ha desencadenado y hecho público.

Conocerlo de cerca y haberlo seguido desde su arranque, es de lo mejor que me ha pasado en la vida.

Deja que también sea parte de la tuya... y haz historia. Ahí va un apunte.


Pasen y vean y lean y escriban y filmen, y escuchen y compongan... y, si hay voluntad y posibles, dejen algo en el sombrero.

0 comentarios:

Publicar un comentario