30 de noviembre de 2010

Prisa y Wikileaks

A Wikileaks le faltaba compincharse con un periódico de referencia en español.
En su tercera avalancha de exclusivas, ha contado con El País, un diario en decadencia que está convirtiendo las "exclusivas" en su especialidad. De las velinas de Berlusconi a la desvergüenza de Felipe González, pasando por el comunicado de Otegi.

Una muestra más de lo complicado que resulta interpretar las fisuras del sistema de comunicación política global. Por una parte, los 15 nuevos amos de Prisa (empresa matriz de El País) son establishment puro y duro: el patrio, el latinoamericano, el estadounidense y el mundial. Por otra, Wikileaks ha dado un mazazo al imperialismo diplomático de EE.UU.

Y nosotros en medio, boqueando en las grietas de la hegemonía geoestratégica. Leyendo entre líneas. Con la línea de combate del frente doméstico e internacional desdibujada.

Pena de no tener tiempo ahora de ver el uso distinto que the NYT, Der Spiegel, The Guardian y Le Monde. Dice El País sobre las opiniones de la embajada norteamericana acerca de los "notables" españoles: "Ninguno despierta entusiasmo, excepto el Rey (de quien hasta se dan consejos sobre cómo resultarle simpático) y quizá el estamento militar". Predecible: baile cortesano a ritmo castrense. Compárese con la actitud ante los Jefes de Estado y ejércitos respectivos de los otros diarios... tremenda tesis doctoral que salía de aquí.

1 comentarios:

VSB dijo...

Todo un ejemplo de cómo dejar que el lector haga búsquedas propias en la base de datos.

http://www.guardian.co.uk/world/interactive/2010/nov/28/us-embassy-cables-wikileaks

Publicar un comentario