26 de enero de 2011

Estimados Icíar Bollaín y Paul Laverty

Fui el otro día a ver vuestro film, "También la lluvia". Antes de que se proyectase la película, los distribuidores me pidieron con un mensaje en la pantalla que colaborara con ellos para delatar a quienquiera que estuviera en la sala delinquiendo con una cámara y grabando vuestra peli, aprovechándose de vuestro trabajo.

Como yo os quiero mucho y quiero al cine español, me puse a husmear durante toda la película a ver si encontraba a alguien para empapelarlo. Estuve dando la matraca toda la peli, moviéndome entre las filas, arriesgando mi pellejo en la oscuridad para descubrir a los que pisan vuestras tierras artísticas. La gente comenzó a llamarme la atención.

¿¡Oye, nos vas a dejar ver la película!?

Seguir leyendo


Pues depende de si veo que la sala esté limpia o no. Más importante que vosotros veáis la película es que yo investigue y de con los canallas que después cuelgan una obra maestra como esta en la red. A mí, Icíar y Paul, siempre me tendréis ahí, luchando.

De la peli me iba enterando a trozos. ¡Qué bonita fábula sobre los malditos conquistadores españoles que fueron a América a expoliar a los pobres indios su oro y sus tierras en nombre del Rey de España!

¿¡Haz el favor de sentarte en tu butaca!? - me grita un espectador airado.

Sí, claro, pero desde la pantalla de cine han pedido colaboración y yo colaboro, porque, si no lo hacemos, gente como vosotros, Icíar y Paul, os desincentivaréis y no haréis obras maestras como esta. No, ni de coña, dejo yo de colaborar.

A ratos miro la pantalla. Joder, qué interesante vuestra forma de plantear la fábula: una metaficción en la que una productora de cine española va a Bolivia a grabar una peli sobre el expolio que Colón y los suyos llevaron a cabo en el Nuevo Mundo. Pero lo impresionante es que vosotros le dais la vuelta y contáis que hoy está ocurriendo lo mismo, cinco siglos después. Los bolivianos no tienen derecho al agua potable, como sus antepasados. Sois increíbles, mezcláis ética y estética para contar un metarelato que intenta hacer reflexionar a palurdos como estos del cine.

Sigo entre las filas, buscando a los piratas. ¡Qué gentuza esta que me chilla porque no puede perderse ni un plano! ¡Qué intransigencia! Pues yo, hasta que no de con los culpables, no voy a parar, me da igual que me insulten.

¡Gilipollas, como no te quites de ahí, llamo ahora mismo a los acomodadores! - me increpan, los pasivos espectadores.

Menos mal que puedo seguir vuestra peli mientras husmeo. Memorable la forma en que contáis que la productora y sus actores, que empiezan explotando a los extras bolivianos, termina tomando conciencia de su error y se redimen ayudándoles en su lucha por un servicio de agua público. Es verdad que hay algún que otro actor cobarde, pero es comprensible, es el miedo. ¡Qué bien escribes esas escenas, Paul! ¡Qué forma tan elegante de mezclar el pasado y el presente para mostrarnos una salida ética, a nosotros, los espectadores de vuestra obra, que nos sentimos halagados por vuestro regalo! Gracias, mil gracias...

¡Hijo de puta, como no te quites de ahí te doy de hostias yo mismo!

En ese momento, queridos Icíar y Paul, entró un acomodador porque el energúmeno este me estaba zarandeando. Se formó una pequeña melé en el cine. Pero, no os lo vais a creer, en medio del altercado veo cómo uno de los tipos de una fila de atrás se ha puesto nervioso y se le ha caído una ¡cámara de video! Grito más que nadie hasta que los acomodadores se dan cuenta de qué está pasando. ¡Ese cabrón está violando la ley de propiedad intelectual!- aullo en mitad de la refriega.

Pues sí, mis queridos Icíar y Laverty, os escribo solo para deciros que si todo el mundo fuera como yo, los cines estarían limpios y en este país se respetaría la propiedad de los artistas. Al tipo lo cogieron y se lo llevaron por una cuestión de lindes, se estaba metiendo en vuestra cabeza y robándoos vuestras ideas. Me enteré después que la cosa es grave y le va a caer una multa del copón. Pero se lo merece.

Por cierto, ¡qué bonita vuestra peli y qué bien contada! Yo soy un simple mortal y lo único que deseo es que no perdáis vuestras ganas de hacer películas. Ahora que el traidor de Alex de la Iglesia se ha ido, yo creo que tú, Icíar, deberías relevarle en la Academia, ¿no te parece? Es cierto que perdemos a una cineasta pero valoraré tu sacrificio, igual que el de Ángeles Gónzalez Sinde. Cuando acabe todo esto, y ya acaba porque Sinde ha ganado, las dos volveréis a escribir en un mundo mucho más justo. Los artistas estáis para eso, para hacernos ver la realidad entre líneas. Yo estoy seguro, Icíar, que la gente como vosotros sois incluso capaces de ver el Canal Plus codificado. Je, je, era un chiste malo. Os quiero, gracias por vuestros regalos...

Os saluda un servidor, un esclavo, un amigo... que gusta de vuestro metarelatos... ¿para cuando un meta-meta-relato? Eso sí que es un reto, ¿verdad, Icíar y Paul?

3 comentarios:

VSB dijo...

Magnífico, Edi... se te echaba de menos mucho.

Hace nada escuché a alguien preguntarse qué era "el cine español" y lo que más le definía era que estaba financiado varias veces por los españoles a traves de (a) las subvenciones ministeriales; (b) las subvenciones de las teles; (c) la subvención por cuota de pantalla "europea o española... (d) el canon digital... (x) las multas por descargas "ilegales".

O sea que nos sale por una pasta algo que ya está muy bien pagado-subvencionado. Y luego nos persiguen, añadía el susodicho, por bajarnos de Internet algo inencontrable en las tiendas - "Platero y yo", por ejemplo - para enseñarles a nuestros hijos retazos de nuestra "memoria". Porque por no hacer (con nuestra pasta) ni siquiera hacen viables para los internautas fondos de películas que ya son de "dominio público".

Es que son "creadores". ¿Por qué habrían de pensar siquiera en quién les subvenciona?

Tina Paterson dijo...

¡Qué metametarrelato más divertido!
Qué poquito le queda a la Sinde.
La Albert ministra gracias a Tabacalera...¿?

Yo lo suelto...

jajaja

D.

VSB dijo...

Aquí, toda la prueba de la clarividencia de Edi... eres un monstruo, tío, les quitas la palabra de la boca: http://www.elpais.com/articulo/cultura/Iciar/Bollain/Iglesia/ha/abierto/crisis/innecesaria/danina/elpepucul/20110128elpepucul_5/Tes

Publicar un comentario