23 de enero de 2011

Violencia patronal, porno y necrofilia.

Noticias componen una necrológica en varias esquelas.
De muertos que no descasan en paz.
En un periodo histórico que agoniza, pero insiste en alumbrar cadáveres:

- Los dos trabajadores que fallecen cada día en España en accidente laboral.
- Los suicidas en el centro de trabajo.
- Los precarios que se matan llevando su protesta más allá del límite. Ya son al menos diez los ciudadanos que en Argelia, Egipto, e incluso un adolescente en Francia, han emulado la acción de Buazizi (el joven tunecino que se inmoló, desencandenando las protestas de Túnez).

En este domingo laico, la muerte de una esclava catódica del Gran Hermano, que vendió su cuerpo hasta que reventó, cobra un significado lúgubre. Violencia patronal y necrofilia pornográfica.



0 comentarios:

Publicar un comentario