20 de marzo de 2011

Anime nipón, lecturas antinucleares y una propuesta electoral

Una peli y lecturas dominicales, traidas por otros a este blog. Y a ver si los de El mejor partido recogen la propuesta.
Xoan y Lua me llevaron a Miyazaki (¿excomunista?, pacifista y ecologista) y a una de sus pelis de anime favoritas: Ponyo en el acantilado. Una fábula de amor y tsunamis. Un sueño postnuclear para disfrutar en familia, donde la salvación se representa como niña-pez.

Fernando y Carmen me pasan referencias no publicadas en español de Helen Caldicott, una física australiana que plantó cara a las pruebas nucleares francesas en el Pacífico en la década de los 70. Y de ahí en adelante, ejerció como física, doctora y profesora en USA, escritora y madre de tres hijos. Fue la  primera mujer del Nuclear Freeze Movement de 1980. Fundó la Physicians for Social Responsability, con una de las mejores webs para enterarse de lo que está pasando.
"Se dedicó toda la vida a abrir los ojos al mundo sobre el tema nuclear como activista con lancha y neopreno y con lápiz y papel", me escribe Fernando. Buscad sus libros, todos en inglés (¡!) Caldicott ha asesorado a algunos Presidentes, entre ellos, a Zapatero. Pero como esta socialdemocracia apenas sabe inglés (seguro, que es eso. Say, hi! to Felipe Glez y os tomará por uno de sus conmilitones del lobby atómico), el PSOE pactó con CiU eliminar el parón nuclear en la Ley de Economía Sostenible (al tiempo que introducían de rondón el anexo de la Ley Sinde).
Propuesta electoral: no votar a ningún partido dispuesto a albergar o mantener en su municipio o comunidad autónoma una central o vertedero nucleares. Y ya que estamos, wifis gratuitas en todos los municipios para descargas libres de bits verdes. NUESTROS VOTOS, NUESTROS BITS ANTINUCLEARES.
Y me despido con un bonus track, para elevar el tono, dedicado al ínclito Sánchez Dragó, de las Pink Panda.  Nada del otro mundo musicalmente, pero ¡anda que le iban dar para el pelo como le pillasen al efebófilo este!

0 comentarios:

Publicar un comentario