22 de marzo de 2011

Videoclip de Assange: "Yo no uso condón".

Una vez más, la música popular gana en lucidez al periodismo serio. Un par de entradas, el plato fuerte y música de fondo.
Primer entranteABC "entrevista" al disidente de Wikileaks, sin mencionar que su proyecto de Openleaks (según escribe en su libro) retoma los principios originales de la organización de Assange. Una disidencia leal con titular apocalíptico: "Assange decidió comportarse como una estrella del pop y ahí comenzó a desmoronarse todo".
Sigan picando con la entrevista de La Vanguardia al nuevo portavoz de Wikileaks, un reportero islandés: "Cuando dejé la TV para ir a Wikileaks no sentí que estuviera dejando el periodismo. Los periodistas tienen el deber de desvelar secretos y malas prácticas, aportar datos y presentarlos al público". Desvela también la lógica de los medios convencionales que tan bien aprovechan los detractores de Assange para demoler Wikileaks: "Recuerdo cuando presentamos la filtración sobre "daños colaterales" en Iraq (el vídeo de una masacre de civiles). Hicimos una rueda de prensa y hubo más peticiones de entrevista a Julian para escribir su historia que sobre la revelación en si. Fue muy frustrante".
Y, como plato fuerte, una entrevista en toda regla con el mismo Krisitinn Hrafnsson, en Página/12. Toda una lección de periodismo para los anteriores, con preguntas tan pertinentes como "¿Por qué la orden de captura internacional recibió las más alta prioridad de Interpol, la Notificación Roja, reservada para casos de crimen organizado y delitos serios, cuando Julian ni siquiera fue procesado? Hace una semana pidieron la captura de Khadafi con una notificación amarilla, que es menos prioritaria que la roja." Y un titular que desmiente a ABC: "Wikileaks no está para nada en problemas".

Una de las mejores cosas de este tema es que ante él todo el mundo se retrata.
Yo también, si tuviese 15 años entonaría a pleno pulmón a los "Novedades Carminha", cuyos apoderados son los Siniestro Total (remember "Las tetas de mi novia" o "Ayatola no me toques la pirola". Tonadillas que hoy serían, sin duda, censuradas). Toda una declaración de principios a favor de las filtraciones: Yo no uso condón.

0 comentarios:

Publicar un comentario