4 de mayo de 2011

Obama Osama


osama6.jpg
Gráfica de Juan Pablo Wert (2002)
De Contraindicaciones.
D.

2 comentarios:

JLV dijo...

soy VSB, no JLV, pero paso de cambiar de usuario de Blogspot.. total, cada día los zánganos de la colmenta nos parecemos más.

Soberbio, D., porque comienza la mistificación: el sagrado corazón de "Os ama", tan parecido al que colgaban de todas las casas en el franquismo .

A ver cuanto tardamos en ver agitar el espantajo de Bin Laden contra los jóvenes revolucionarios del Magreb. Porque (a) ellos se previnieron bien de invocar siquiera el Islam y (b) le va a caer el sambenito de "islamista" al primero que se mueva fuera de la órbita que está trazando a sangre y fuego la NATO.

Sobre el argumento (1) no os perdáis el pedazo entrevista a J. Valenzuela:

"esa juventud [la que encabezó la liberación de Túnez y Egipto, la que masacran en Siria] es muy consciente de los prejuicios que hay en su contra, que había y hay en contra del mundo árabe y musulmán en Occidente, prejuicios que utilizaban, a su favor, los sátrapas. En primer lugar el tópico de la radicalización, el fanatismo, la violencia. Sabían que en cuanto en su movimiento se produjera el menor síntoma de violencia, en cuanto en su movimiento se produjera el primer grito de ¡Allah Agbar! (Dios es grande); en cuanto en su movimiento apareciera la primera bandera verde del islam, esos movimientos estaban muertos, políticamente, en la esfera internacional"

En
http://www.nuevatribuna.es/articulo/entrevistas/2011-02-21/mirada-izquierda-mundo-arabe-islam-hoy/2011030922430401397.html

John Fat dijo...

http://www.luisarroyo.com/2011/05/05/americanos-y-yihadistas-jugando-a-matarse/



Este sábado, Kuma, muy conocida ya por haber creado juegos en operaciones contra Saddam y contra bin Laden, pone en el mercado un juego, Kuma War Episode 107, en el que se simula la operación estadounidense que dio muerte a bin Laden. “Invade su mansión, mata a sus guardias, no esperes que salga pacíficamente…” dice la publicidad.

Los yihadistas también tienen en el “mercado”, como mínimo, un juego en el que se mata a soldados estadounidenses, y que termina con la muerte de Bush si el usuario es habilidoso en el manejo de sus armas. De calidad más bien penosa, el juego, tal como se ve en este vídeo, pone los pelos de punta, pero no menos que los de los colegas estadounidenses

Publicar un comentario