28 de junio de 2011

Hay esperanza


“El Ayuntamiento de esta ciudad ha estado trabajando a tiempo completo para atormentar a los conductores. Se han añadido semáforos muy juntos en las calles que conducen al centro para causar retrasos y angustia a los conductores. Los pasos subterráneos para peatones que antes dejaban pasar libremente a los coches han sido cerrados. Los conductores del sistema de tranvías (que no para de crecer) pueden cambiar las luces del semaforo a su favor cuando se acercan a ellas con el fin de obligar a los coches a pararse”.

“En los alrededores de Löwenplatz, una de las plazas más transitadas de Zurich, los coches están prohibidos y, en las zonas donde pueden circular, los límites de velocidad obligan a ir a paso de tortuga, quitando la necesidad de tener pasos zebra y dando la prioridad de paso en todo momento al peatón”.

Gobernantes que legislan por fin para dar por culo a los conductores. Por ahora, en Zurich y Copenhague. Muy pronto...
Vía Yorokobu.
D.

0 comentarios:

Publicar un comentario