7 de agosto de 2011

La conspiranoia sobre el 15M

Lo más inquietante de las reacciones sobre el 15M es que nadie parece interesado en analizar en sus últimas consecuencias la amenaza del PP, de "sacar" sus militantes a la calle para enfrentar a los indignados. En defensa de los comerciantes y el Papa, dicen. No se avergüenzan de sus contradicciones ¿El becerro de oro del consumo como emblema cristiano anticrisis? ¿Los mercaderes acogiendo al Buen Pastor en el Templo?


Quiá, se trata de otra cruzada pre-electoral diseñada para que la secunde "la gente de bien".Vienen de lejos. Se invoca el inminente fin de la democracia en manos del radicalismo antisistema, subvencionado por la izquierda en el poder. Y, otra vez más, para salvar la democracia se vulneran las más elementales reglas del pensamiento (racional, y del periodismo, claro). Sin datos, contra ellos y sin lógica argumental alguna invocan una nueva conspiración.


¿Recuperarán las manifestaciones de la AVT y los Peones Negros contra zETAp? ¿Están dispuestos a sacar a sus militantes contra las sedes del PSOE en la próxima jornada de reflexión? Es lo que sostienen, desde hace siete años, que hicieron contra ellos desde Ferraz. Y es de lo primero que propusieron cuando surgió el 15M. Poner a sus seguidores ante la Moncloa, hasta que se fuese ZP.


Seguir leyendo.



Viven inmersos y quieren ahogarnos en un juego político agónico (y agonizante, por eso no nos atraparan en él). Se practican la intimidación, el acoso y el derribo. Porque se sienten justificados a pagar con la misma moneda. Porque esa es toda su explicación para el 13M de 2004 y al 15M de 2011. Como con el Prestige: la ciudadanía movilizada fue la quintacolumna electoral de un PSOE dispuesto a todo, a cualquier cosa, por tocar poder... Vamos, como en el 39. Pero ahora, en lugar de pistoleros de la CNT, cada vez que hay problemas, los socialistas ponen en danza a sus marionetas: ciudadanos considerados perpetuos menores de edad, tontos útiles... imbéciles subvencionados.

Se cubre mediáticamente un movimiento social sólo si resulta útil al ventrílocuo partidario de turno. Ahora el 15M y el CSA La Tabacalera están en el punto de mira. Precisamente de ABC: el único diario conservador que en su momento rompió con la teoría conspirativa del 11M y demostró un mínimo de ética desmarcándose de P.J. Ramírez y don Federico. ¿Nadie en ABC o de sus compañeros de profesión va a denunciar esta deriva? El populismo movimentista, antipolítico y guerracivilista cunde en la derecha y sus medios afines. Es la berlusconización, el siguiente paso de degradación, que precisamos parar. Porque es la peor consecuencia no deseada del 15M (descartado, como está, que pretenda y algún día alcance “todo el poder para los soviets”).

Lo que preocupa del 15M no parece ser el régimen de pseudocracia que denuncia y que algunos vienen a instalar sin complejos. El régimen donde la mentira es moneda de curso legal y fuente de lucro garantizado, siempre como parapeto del más poderoso. No: lo importante es vigilar y castigar a los violentos del 15M. Que si no lo eran al principio, han entrado en esa deriva. Marginación, delincuencia… quintacolumnismo electoral… terrorismo, ¿para cuándo? Dentro de nada, ya lo verán. Todo vale. Lean si no.

El PP denuncia el "oxígeno" que el PSOE supuestamente da al 15M desde La Tabacalera. La nota de prensa (¡!) se salpimenta con una seudo-crónica plagada de omisiones interesadas y acusaciones sin fundamento. Ahora el Centro Social Autogestionado La Tabacalera se catalogaa de "nido de radicales" y "atracadores" del 15 M.
Remataba la jugada la conspicua tertuliana conspiranoica, aconsejándole a Rubalcaba que instale el punto de información retirado de Sol en Ferraz.

Los hechos desmienten esta "buena" historia. El diario ABC, si guarda respeto a sus lectores, debiera callar o explicar su disonancia con estos hechos:

1.- El Centro Social Autogestionado [CSA] La Tabacalera siguió abierto y programando actividades sin tregua: antes, durante y después de la acampada de Sol. Da la coincidencia de que el mismo día 21 de mayo acogió un evento poético-musical con motivo del Día de las Letras Gallegas. Extraño modo este, de colaborar con el 15-M. Contra-programando en el momento clave del 15M, cuando en la noche pre-electoral desafió a la Junta Electoral.


2.- El 15M, ha preferido otras sedes de reunión al CSA La Tabacalera. La Asamblea Vecinal de Lavapiés, reuniéndose en el parque vecino del Casino de la Reina, ni siquiera ha pedido guardar la megafonía en el CSA La Tabacalera. El 15M ha escogido, en cambio, reunirse en otros centros sociales de los que ABC no informa. Omite, por ejemplo, citar el CSA Patio Maravillas, que cuenta con un acuerdo-permiso municipal suscrito con el actual Ayuntamiento del PP.


3.- El CSA La Tabacalera, ajustándose al compromiso suscrito con el Mº de Cultura, de que no se contemplen artistas residentes en el centro y, por tanto, nunca sirva de alojamiento, ha rechazado dar cobijo a los integrantes de las marchas del 15M que se reunieron en Madrid hace unos días.


Estos tres hechos son comprobables. En el evento del día 21 de mayo participó el magnífico periodista de ABC, Alfonso Armada. Las actas de asambleas del 15M y de La Tabacalera, no tienen más que pedirlas. Sólo la vagancia y/o la mala fe extremas les pueden impedir hacerlo. Aún quisiéramos pensar que cuando abrimos un diario que se pretende de referencia (y ABC lo es, por méritos propios, muchos ámbitos) no estamos ante un planfleto electoral.


Y si se resignan a ser los adalides de un PP incapaz de seducir a los que no se sienten representados, no lo hagan con campañas tan erradas. Rubalcaba se frotaría las manos, si después de soliviantarles con el parque temático que planteará para el Valle de los Caídos, ustedes lanzasen a sus lectores contra el 15M, precisamente en la fecha que escogió para convocarnos a votar: el 20N. ¿No lo pillan aún? Entonces sí que el 15M jugaría (sin haberlo pretendido, nunca y a su pesar) como su ariete electoral. Rogamos consulten el informe de la fundación Alternativas sobre el impacto negativo de las acampadas en el voto socialista.


Por favor, en su favor, una vez más, no degraden los ya muy dañados estándares profesionales del periodismo. Aplíquenlos al 15M, es todo lo que se les pide. Y es aquello a lo que más puede contribuir el movimiento de regeneración democrática que pretende el 15M: ayudarles a recuperar independencia y, por tanto, credibilidad. Pero han de empezar ustedes, respetando primero a sus lectores.

0 comentarios:

Publicar un comentario