16 de agosto de 2011

La lucidez del morbo

Prometí leer y comentar El adversario de E. Carrére; tras escribir aquí sobre su "reality" Vidas ajenas.
Esa "ficción real" daba lecciones de cómo husmear entre los dolores de los demás, algunos muy próximos y de paso, enseñaba mucho sobre leyes y endeudamientos. Era una mezcla de docudrama realista sobre dolores vitales y documental sobre la usura.
El adversario es previa, mira a los ojos de un caso real de parricidio (un sujeto que mató a su mujer, sus dos hijos y sus dos padres) sin incurrir en ver en él "alguien que ha hecho algo espantoso" ni a "alguien a quien le ha sucedido algo espantoso". Ni el monstruo ni la víctima de fuerzas demoníacas.
la lección, si hay alguna, es que una "lucidez dolorosa" es siempre mejor que una "ilusión aplacadora". La antítesis de la McTele, porque escribir sobre lo inaguantable sólo puede "ser un crimen o una plegaria" (las seis últimas palabras de esta novela escrita con escalpelo y sin tufo alguno a sotana).
La foto es de la adaptación al cine.

1 comentarios:

Tina Paterson dijo...

Libro: 10
Película: 10
Adaptación española de la peli francesa: 10
Texto de VSB: 10

D.

Publicar un comentario