4 de agosto de 2011

Madrid, uncensored

La versión sin cortes de lo que ocurrió ayer.

Las mejores fotos, aquí.
Y el manifiesto.
Cuando los derechos de reunión y de expresión no se pueden ejercer en la vía pública, esta deja de serlo. Cuando se limitan anteponiendo las celebraciones de "hooligans" y "creyentes", la democracia deja de serlo.
Quien dio la orden de destrozar la placa de cemento que recordaba el 15M en Sol, la ha convertido en lápida.
Pero este funeral es también el bautismo de fuego de un nuevo sujeto político.
Si en agosto se autoconvocaron 5.000 personas, ¿cuántas seremos en otoño?
Reclama las calles. Festeja la herejía de la democracia.
Sin partidos (ni siquiera de fútbol).
Sin pastores (ni siquiera de ovejas negras).

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada vez hay menos gente porque son cobardes demasiado pacífica y no quiere hacer estrategias.

Publicar un comentario