7 de septiembre de 2011

Subidos en la moto

Bueno, me quedo a cuadros viendo lo que veo, con las prebendas que se la dan al equipo imperial. No me lo puedo creer, o sea que el ayuntamiento le debía un terreno en Las Tablas por las construcción de la torres en el Paseo de La Castellana. Yo no debo haber leído bien, que alguien me lo aclare. Debería haber sido al revés que el R. Madrid le debiera terrenos al ayuntamiento por haberle dejado construir unas torres donde el terreno era zona no edificable. Y lo de que las torres de evacuacion del estadio y una franja de terreno lo tuviera ocupado el estadio sin ser suyo. Háganlo Vds. a ver cuanto tarda el ayuntamiento en presentarse a demolerlo. Y le regalan los terrenos aledaños a la Castellana por los de la parte trasera (¿?), así a pelo... supongo yo que los terrenos al borde de la castellana valdrán muchísimo mas que los de la parte trasera. ¿Es que no hay nadie que diga algo al respecto o gente que se manifieste? Ahora entiendo porque Florentino se presentó en el hospital cuando tuvo el accidente el Vicealcalde... Indignado, eso es lo que estoy ahora mismo...que verguenza...
Sólo nos quede el pataleo, la ira contenida y poder hacer comentarios (como el de arriba) en el artículo de El País, sobre una de las operaciones especulativas que va más de largo, una de las más turbias, corruptas y aún sin rematar de los últimos tiempos que incluye: prevaricación, modificaciones a la carta del Plan General de Urbanismo, invasión de terrenos públicos, permutas de terrenos del Real Madrid con terrenos públicos, recalificaciones, el proyecto de Ciudad Deportiva en Valdebebas, la modificación y reordenación del proyecto de Parque de Valdebebas para convertirlo en una megaoperación especulativa, permutas de terrenos urbanizables en Madrid, proyectos de centros comerciales, un centro de convenciones con forma de rueda gigante, ninguna expropiación, ni venta a beneficio del Ayuntamiento, etc.

Un pelotazo orquestado desde despachos institucionales que deja a Marbella, Valencia o Mallorca al nivel de aficionados.

En la línea de la entrega de terrenos del Parque de la Cornisa a la Iglesia Católica que también quería su parte del reparto de la tarta. Desde el corralito no se conoce mayor acuerdo entre políticos e intereses creados.

Mientras las instalaciones deportivas más antiguas de Madrid: el frontón Madrid fue demolido con permiso de Gallardón para hacer un hotel, y el Beti-Jai que corría la misma suerte gracias a un tejemaneje entre el regidor de marras y el marbellí Sr. Roca, pero al final se salvó de sus garras y fue declarado Bien de Interés Cultural. Ahí sigue cerrado, durmiendo el sueño de una ruina sin arreglo.

Triste y miserable tierra donde nos ha tocado vivir.
D.

0 comentarios:

Publicar un comentario