28 de enero de 2012

Es el periodismo, no la publicidad.

Eso es lo que está en crisis, nosotros: como profesionales, usuarios y estudiosos del periodismo. Ni Internet ni la fuga de publicidad a la Red son las causas de los más de 4000 periodistas despedidos desde el estallido de la crisis. Lo que está en cuestión es qué diferencia existe entre una noticia de un anuncio, un periodista y un relaciones públicas, un medio de comunicación y una empresa cualquiera. Quien quiera leer, que lo haga. Diagonal recoge algunas declaraciones propias y ajenas. Y una columna imprescindible de Carolina León sobre la precariedad de "los periodistas invisibles". Lo dicho: un nuevo punto para pensar la crisis y herramientas para reconocerse entre los invisibles.

0 comentarios:

Publicar un comentario