27 de marzo de 2012

El TDT o Carajillo Media Party

Me gustaba más aquello de Arzallus de la Brunete mediática: remitía al 23F, al batallón golpista que asoló Madrid, a la regresión que impusieron con un golpe fallido y el otro que triunfó y aún aguantamos. A pesar de ellos saldremos a la calle el 29 y cerraremos la colmena.
En Diagonal me piden colaboración sobre el asunto. No puedo negarme a entrar a trapo en "el fondo de reptiles" (medios alimentados por el Poder). Os transcribo mis respuestas, con links a esta colmena. Luego, como vengo haciendo, pondré la noticia que publiquen. Ahí va, calienten motores para el 29M.


* ¿Crees que se ha llevado a cabo una campaña de desprestigio en periódicos como ABC o tertulias como el Gato al agua (por citar dos ejemplos de creadores de opinión del TDT party, por ejemplo contra los sindicatos o el profesorado en lucha? ¿Por qué motivo?

No es una creencia, es una constatación. Con datos falsos e interpretaciones torticeras han realizado varias operaciones de desinformación:ocultan hechos verdaderos, publican invenciones y calumnias. El objetivo es la manipulación, en sentido estricto: presentar los liderazgos y las movilizaciones sociales como contrarios a los intereses de los sectores afectados. No se han quedado ahí. Han señalado con el dedo a los asistentes a las asambleas del 15M pidiendo su castigo (La Gaceta) e intentado alterar declaraciones judiciales (El Mundo en el proceso del 11M). Las denuncias de estos intentos de estigmatización de la disidencia o incluso de cualquier versión alternativa se han realizado en otros medios, de la competencia o en Internet. Por lo que me temo que sus audiencias no son conscientes de ello. O quizás sea aún peor. Puede que lo consideren una vía legítima de respuesta, puesto que practican un guerracivilismo irredento: nunca dan por cerrada la carnicería ni la cruzada ideológica que sus abuelos desataron en 1936.

* En el mismo sentido, ¿qué te pareció la visión de la "primavera valenciana" que se dio en estos medios?

El informe sobre el 15M para la FAES de J.I. Wert lo dice bien claro. La gran sorpresa de este movimiento, dice, es que siendo de izquierdas aparece ante la opinión pública como de consenso: recibe afinidades y apoyos de un cuerpo social que rebasa el electoral. Ergo, hay que marcarlo con las etiquetas de siempre: son pocos (unos cuantos, sin apoyo de la mayoría), extremistas (recurren a la provocación y la violencia), enmascarados (no estudian, son agitadores del PSOE, agentes antisistema). El objetivo último es que ante ellos solo queda “la gente de bien” que, como sobreentiende el PP, “no se meten en política”. Sólo meten su voto en las urnas, a ellos. Ya se sabe: la política está podrida y mancha. ¡Déjasela a ellos: al PP y sus voceros!

* ¿Ha imitado la derecha mediática española la forma de comunicar de la derecha mediática estadounidense? ¿De que forma ha revitalizado el discurso clásico conservador?

Mezcla apelaciones a una cultura (neo)franquista que produciría sarpullidos en los círculos neocon de EE.UU. con formatos y retórica nuevos.xmo impacto conn efici
. Que adem retsl PP y proclamtadores profesionales, agentes antisistema). Ante ellos solo eQue además han demostrado máximo impacto con mínima inversión. Es más barato invitar de tertuliano a un comentarista mendaz y a un deslenguado de la incorrección política que pagar un equipo de reporteros de investigación.

* ¿Es el tdt party el que marca la agenda al partido popular o es la agenda del partido popular la que guia al tdt party?

Nadie guía a nadie en una situación que se parece a la del ciego conduciendo en fila al resto de invidentes.  Si por ellos fuera, nos llevarían al abismo del debate social, de las soluciones finales: expulsión de inmigrantes, penas de muerte... Aquí no hay competición PP y medios tomada en serio: con costes de poder para unos políticos que pudieran caer por la crítica de unos medios o viceversa. Es un reparto trucado de papeles: apoyáis nuestros medios (desde publicidad institucional a licencias multimedia, pasando por apoyo financiero) y nosotros erradicamos cualquier posible alternativa al PP. Les sale a cuento, y mucho, a las dos partes.

* ¿Se ha apropiado de terminología "progresista" en sus tertulias?

Sí y no. Sí, porque lo progre es, por ejemplo, “olvidarse de Franco de una vez por todas: es cosa del pasado”; aunque se haga más presente que nunca. Y no, porque esa apropiación es posible por la dejación de una clase política que se llama democrática y de un cuerpo de electores que también se considera demócrata pero carece de hábitos que lo demuestren. El Parlamento ha sido incapaz de consensuar una declaración de condena del franquismo. Y la sociedad, hasta el 15M, ha soportado callada la resignación, la sumisión y la autocensura que Franco imprimió como código del ADN de las clases medias y, por extensión, del Reino de España que dejó como legado.

* ¿Que rasgos destacarías como comunes a estas tertulias?

Discurso antisistema que no reconoce ni la propia civilización occidental que dice salvaguardar. Por ejemplo, la teoría de la conspiración del 15M busca “la explicación última y total”. Se opone a la lógica científica de que aceptemos la versión avalada por los hechos, hasta que la refute otra con más y mejores evidencias. Pero la verdad absoluta (en el campo político-social) no existe desde la Modernidad.
Son los bárbaros de hoy en día disfrazados de cruzados de Occidente. Su arabofobia es tal que consideran que “unos moros de m…”son incapaces de haber tramado el 11M… De igual modo que “unos estudiantes de m… y chicas sin cuerpo siquiera para ser putas” puedan ser sujetos políticos de pleno derecho.

*¿Podría apuntarnos alguna de las razones de la extendida influencia de estas tertulias?¿existe en realidad esta influencia? ¿Y se aventuraría a perfilar algún motivo que les haga cosechar esas buenas audiencias?

La inhibición y cobardía de un discurso crítico a la izquierda es una razón innegable de su hegemonía en los debates más duros. En este país, “los intelectuales de izquierda y progresistas” siempre han sido unos señoritos muy pagados de sí mismos. Y muy bien pagados en los pesebres del poder. Usan jergas inaccesibles y mantienen inercias más viejunas que cualquier tertuliano hardcore de la derecha. Por eso la TDT va de “anti-intelectual”. Practican el populismo que precede al pensamiento totalitario: “¡que piensen otros!”, “¡nosotros ya sabemos lo que está bien, lo decimos bien alto y actuamos!”

Por el contario, los supuestos intelectuales de izquierda son unos petardos que aburren hasta las ovejas.  A todo el mundo excepto ellos. Alivian su impotencia con discursos autocomplacientes, complaciéndose de su superioridad moral frente a la falta de escrúpulos de los otros. Menos mal que el 15M también evidencia esto y proyecta discursos más abiertos, plurales y amigables.

Su influencia es enorme, muy superior a sus cuotas de audiencia. Desplazan tanto el eje ideológico a la extrema derecha, se instalan en la xenofobia y verbalizan de tal modo la falocracia que un votante del PP parece “un liberal centrado”; y uno del PSOE, “un rojo”. El de IU es el antisistema que desea ser, los soberanistas periféricos son terroristas… En fin, todo el mundo queda contento con la (falsa) imagen que proyectan de él. Si bien es falsa, alivia mucho las subjetividades ideológicas inestables y puede rentabilizarse en campo propio. Si me atacan, me legitiman. Y todo resulta muy cómodo: me exculpan de tener un discurso propio, de decir algo que no sea a la contra.


* ¿Cree que ha habido un cambio en la manera de informar de los medios del TDT party y en el tono de las tertulias después de las elecciones del 20N?  ¿De qué forma , desde que esta el Partido Popular en el Gobierno, han variado estos medios su línea editorial? Y sobre todo, ¿cuál es la imagen de sí que la derecha quiere dar a través de ellos?

El PSOE jamás ha permitido que creciese nada, nada de nada, a su izquierda. Véase la reciente desaparición de Público, días después de la derrota de C. Chacón. Es la posición del que se siente débil o con mala conciencia. No soportan la más mínima crítica ni compañías de antigua militancia. La derecha, en cambio, mantiene un núcleo franquista intacto (véase la purga de Garzón) y tiene en la Brunete mediática (una expresión mucho más certera que la TDT Party: remite al 23F y la regresión que supuso) un aliado estupendo.

Les centra el programa electoral y de gobierno. Y, dándoselas de crítica y valiente, intenta purgar “sin complejos” los escándalos más duros, aunque sin cuestionar en absoluto lo existente. Un ejemplo, criticar a Urdangarín y al Borbón padre dan un halo de independencia y radicalidad que no tiene ningún otro medio masivo (Público ya está solo en la red). Pero la estrategia es la de la ultraderecha en la Transición: “devolver a la baraja” al Juan Carlos “traidor de Franco” y acelerar la sucesión en Felipe, con sesgos (dicen) más conservadores. O limpiar el PP de gentes como Jaume Mata, presentando su condena como limpieza del partido, exime de explicar la Gürtel. Una vez más, aquí no hay nada progresista. Cada “escándalo”, cada “conspiración” busca avanzar o justificar una regresión.

El único medio que hacía algo semejante en la izquierda era Interviú, le salvaban (y trivializaban) las chicas desnudas. Lo malo es que nadie iba a entrar al Parlamento con un ejemplar debajo del brazo. Hoy cpn El Mundo, ABC, La Razón, La Gaceta  sí lo hacen. Menos mal que llevar Gara o Diagonal sigue siendo provocador. Y ya vimos en qué quedó el grupo multimedia del que formaría parte Interviú: nada.

* Y una de  futuro, ¿va a escorar al centro estas tertulias o va a seguir su línea dura una vez que Rajoy está en el gobierno?

Al contrario, tendremos más de lo mismo. ¿Dónde van encontrar propagandistas y fontaneros mediáticos tan conscientes de que ellos mismos son personajes de una farsa? H. Tersch, Dragó, Losantos, Dávila, Pedro J… han llevado el cinismo del periodismo español a sus más altas cotas. Aunque seguro que aún pueden ascender más bajo y degradar más el oficio. Lo harán mientras sus compañeros no les expulsen de la Asociación de la Prensa o, mejor, creen otra.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estos periodistas extremistas hacen lo que hacen por que no tienen responsabilidad profesional alguna. si el periodista fuese un profesional como otro calquiera en este pais y respondiera de sus actos, otro gallo cantaria.... justicia y profesionalidad para el periodismo. Mentiras,imsultos,extorsiones....no es periodismo de acción es delito y hasta si me apuras apologia del terrorismo si aplicasemos a todos el mismo rasero.
salud y justicia

VSB dijo...

Ahí va la pieza que han sacado los de Diagonal, salud:
http://diagonalperiodico.net/El-TDT-party-se-rearma-frente-al.html?utm_source=Newsletter+Diagonal&utm_campaign=6a34c29606-b16&utm_medium=email

Publicar un comentario