7 de marzo de 2012

Expropiación


Llegan ecos de que, los muy sensibles con los bienes de interés cultural propietarios del Frontón Beti Jai, negocian en secreto con la administración madrileña.

No está demás recordar que, tras años de olvido y completa invisibilidad, gracias al trabajo de un pequeño grupo de ciudadanos, el de muchos periodistas sensibles (otros no) y algunos que otros héroes desconocidos, se consiguió forzar a una administración, responsable de catalogar esta joya de la arquitectura, lo hiciese al fin con más de 20 años de retraso, casi rozando la prevaricación o el record guinness de lentitud en el desplazamiento de un papel por el interior de una oficina pública.

Ahora, como decimos, se rumorea que el mismo Ayuntamiento de Madrid que hace unos años pretendió la destrucción del frontón para construir un hotel de lujo (del mismo modo que por desgracia si conseguieron en el también Frontón Madrid), pues con semejante curriculum, se comenta que dichos munícipes si que tienen en su agenda la expropiación del Frontón Beti Jai de Madrid. 

Van dos dichos populares que les van al pelo a nuestros munícipes: Rectificar es de sabios y Más vale tarde que nunca... dice el pobre ciudadano que no quiere meterse en política, más que nada por que visto como han tratado al frontón nuestros ediles, la cosa hiede.

Pero sí: ¡expropiad el Beti Jai, aunque sea para montar una triste tienda Apple! O simplemente, por que de una vez por todas se cumpla con una obligación del estado, al que esa gente  alega representar, que dice que cuando un Bien de Interés Cultural en manos privadas no esté salvaguardado (como hoy en día), esté dañado (como hoy en día), no sea accesible (como hoy en día) o no lo pueden disfrutar todos los ciudadanos (como hoy en día) se debe pasar al bien público. ¡Expropien de una vez, no les vayan a dar otro record guinnes!

Pero claro, los mismos que antes querían cargárselo, ahora negocian la expropiación. Brilla como el sol de esta primavera, que hace años que vivimos bajo una lectura arbitraria de la ley o el ultracinismo político. En lo que tiene que siempre gobiernen los mismos.

Sólo espero que algún día el Beti Jai llegue a pertenecer a todos los madrileños, y aquel exalcalde que intentó quitarle la protección a una de las joyas únicas de la arquitectura y del patrimonio español recapacite en su soledad de alto cargo sobre la barbaridad que de su sola cabecita salió.
D.

frontonbetijaimadrid.org/blog - Beti Jai:Campaña de apoyo.

0 comentarios:

Publicar un comentario