10 de mayo de 2012

Bruce Lee vs. Charles Bronson. #12M15M: No lo pararán


Bruce Lee vs. Charles Bronson. #12M15M: No lo pararán
 
Quien piense el 15M con esquemas del pasado y lo asocie a himnos que ya nadie canta seguirá sin verlo ni escucharlo. Entre el 12 y el 15 de mayo no se entonará el “No, no, no nos moverán” de Joan Baez. ¿De dónde les van a mover? ¿De la fábrica de la que les han echado? ¿De la casa que no tienen? ¿De la sede del partido o sindicato en la que nunca entraron? ¿Del palacio de invierno que nadie piensa tomar?

Del 12 al 15 de marzo, como ocurrió el 15 de octubre, los indignados demostrarán que son el movimiento regenerador de la esfera pública. Porque esta es democrática si hace posible que surja lo inesperado y, además, porque lo celebra: así demuestra que el juego de "quién representa a quién" no está amañado. Frente a la exclusión de las dictaduras, la democracia da la bienvenida quien hace política sin pedir permiso. No es este el recibimiento que la fanfarria mediática e institucional ofrece al 15M.

Ante la hostilidad o el oportunismo de unos representantes cuestionados como tales, los gobernados ejercitarán su derecho a practicar la democracia. Desplegarán con medios propios la denuncia, el debate y el consenso ciudadanos. Diseñarán otras políticas, erigirán nuevas ciudades, gestarán nuevas economías. Materializarán, aunque se lo nieguen, la fértil coexistencia de formas democráticas diversas.

El 15M demostrará que esta (sí, sobre todo, esta) democracia representativa (que cesa e impone gobernantes a toque de mercado) no es un modelo único que pueda arrogarse el monopolio de la voz ciudadana. Y que, en ningún caso, debe ser excluyente, menos aún hostil. Al contrario, el parlamentarismo cobra calado si convive con otras formas de democracia que conceden más valor a la palabra que al recuento, al consenso que a la mayoría, al compromiso que al voto sin restárles un ápice de importancia. Quienes gestionan la mayoría electoral tendrán que tener presente, al menos enfrente, a la mayoría social. Tras la despedida del PSOE y un año de recortes que el PP negó en campaña, está claro que representan más o menos a los mismos: +/- 1% de la población, respectivamente.

El 99% restante recorrerá las calles y retomará las plazas para celebrar la democracia que le es negada. Exigirá transparencia y rendición de cuentas a los responsables y beneficiarios de esta crisis. Demandará participar en el debate y en la toma de decisiones. Cobrará presencia transformadora, exponiendo con cuerpos, máquinas y códigos las mil iniciativas fraguadas durante este año: la autoayuda en los desahucios, las cooperativas, los medios auto-gestionados, las mareas de verde (educación), azul (agua), blanco (sanidad), violeta (feminismo), roja (parados)... que, por primera vez en este país, contemplan los derechos sociales no como concesiones del poder, sino como conquistas a defender. Y que, yendo un paso más allá, las piensan expandir con nuevos contenidos y métodos participativos.

Será más que una puesta en escena y ojalá el 15M no caiga en la diseñada por el gobierno y la oposición. El primero quiere borrarlo del mapa, promoviendo un clima de miedo, un frente de borrascas que enfríe la temperatura social, la ebullición de protestas y propuestas.  Lo tienen difícil: se anuncia un fin de semana muy caluroso. Y también sudará lo suyo la oposición, que espera llevarse al 15M, una vez apaleado, a su único terreno (las urnas) tras dejarlo en tierra de nadie. Las ordenanzas municipales que prohíben las reuniones ciudadanas e incitan a la delación vecinal de los desobedientes están vigentes en varios ayuntamientos del PSOE(-PP). Ambos partidos coinciden en administrar el castigo con generosidad y los derechos con cicatería. Así harán también sus cálculos. El gobierno se apuntará las bajas “del enemigo”. La oposición computará los votos venideros. No han entendido nada. Siguen con las cuentas de la vieja... democracia.

No pararán el 15M, ni en las barricadas ni en las urnas, porque este movimiento es contrario a todo inmovilismo. Se hace al recorrer los trayectos que traza. Es una red descentralizada que se teje construyendo comunidades autónomas; nodos sin jerarquías pero cohesionados. No se puede parar un movimiento que propone una transición permanente protagonizada por la sociedad civil, frente a la transacción pactada desde la derrota. La capitulación como punto de partida y de llegada. La victoria de los mismos de siempre.

No pararán el 15M porque no habrá trincheras en el espacio público, sino espacios liberados frente al búnker. Las sentadas, no las barricadas, abren el camino. Porque los cuerpos, no los adoquines, se abrazan frente a la amenaza de los uniformados. Les miran, interpelan... exigen respuesta. Se alzan y abren nuevas sendas.

No pararán el 15M porque las primeras plazas a defender son las de las escuelas y los hospitales. Y porque la multitud sabe que todo espacio de democracia es siempre temporalmente autónomo. Por eso buscará, como el agua, otros cauces por donde fluir. Frente a Charles Bronson, Bruce Lee: “be water my friends”.

No, no, no pararán el agua del que bebe un presente que desde hace un año fluye en clave de futuro. El futuro abierto de la democracia, el régimen que hace posible lo imprevisible y materializa aquello que su ciudadanía se atrevió a soñar. Y que idealizó tanto que cuando lo tuvo entre sus brazos parecía ficción.

Recuerden el 15M de la primavera pasada, cuando se encontraron haciendo la revolución que, como aquel amor tan deseado, parecía irreal. Están a tiempo de reconocerle el gozo que nos ha entregado y los placeres por descubrir que nos ofrece. Amigos, celebren la democracia que, con todo el derecho del mundo (nunca mejor dicho: serán miles las ciudades en pie) están ustedes reiniciando. Por si no se lo han dicho todavía, el código de la libertad se abrió de nuevo hace un año.

6 comentarios:

Tina Paterson dijo...

¡GRANDE!
A cambiar el mundo que se acaba.
D.

Anónimo dijo...

...y continúa el goteo de detenciones
http://www.diagonalperiodico.net/y-continua-el-goteo-de-detenciones.html
diagonal (11-05-2012)

Pero lo más importante es el párrafo final: je, je...

Sin embargo, aunque desde el pasado año casi cien personas han sido detenidas en Madrid en relación con elmovimiento 15M, según un informe elaborado por Legal Sol, de los siete juicios celebrados por delitos de desobediencia o atentado a la autoridad hasta ahora sólo ha salido una condena: una multa de 30 euros.

VSB dijo...

4 preguntas X 4 respuestas respuestas = 16 pildorazos sobre el 15M en galego:

http://praza.com/movementos-sociais/890/non-basta-con-indignarse-o-15-m-ten-que-pensarse-como-un-catalizador-de-procesos/

Anónimo dijo...

Kit indignado y consejos para vivir un #12M15M de escándalo:

http://madrilonia.org/2012/05/kit-indignado-y-consejos-para-vivir-un-12m15m-de-escandalo/

fernando dijo...

http://www.abc.es/20110707/latercera/abcp-indignados-privilegiados-20110707.html

acción y reacción ....

VSB dijo...

PUBLICADO ENTRE EL PRIMER Y SEGUNDO DESALOJO DE SOL:

http://www.publico.es/espana/432965/12m15m-no-lo-pararan-bruce-lee-vs-charles-bronson

Publicar un comentario